SHENMUE III

Shenmue III es un juego de autor

Os prometí que esta semana iba a hablar de Shenmue III, y es lo que voy hacer, pero sin entrar en las polémicas surgidas en las últimas semanas y expresando lo que fue, y es para mi, Shenmue III.

Que tengamos una tercera parte de esta saga, abandonada prácticamente por SEGA a principios del 2000, es casi un hecho histórico en sí. Pero también es cierto que Shenmue nunca ha sido un juego para todo el mundo, sino un juego un juego de autor con muchísimos recursos.

Shenmue fue un juego para un mercado muy determinado

El primer Shenmue, lanzado en Dreamcast, fue un juego que no gustó a todo el mundo ya en su momento. A un servidor le tocó defender la propuesta de Yu Suzuki por entonces, ya que tildaban a la obra de ser: “Un simulador de paseos”.

Pero unos pocos sí supimos ver la obra de Yu Suzuki con otros ojos, empaparnos de su ambientación, de su historia y de su pasión por los detalles. En su momento jugamos a Shenmue con los ojos como platos, porque aquello era otra cosa, y no se parecía a nada de entonces.

El juego vendió bastante bien, pero no lo suficiente para su costoso desarrollo. En su momento fue el juego más caro de la historia y se calcula que costó más de 40 millones de dólares; de la época.

Es por ello que ya se estaba trabajando en su secuela, expandiendo el mundo del juego, y volviéndose mucho más ambicioso. El primer Shenmue era como una toma de contacto de algo más grande que tenía que venir.

Su secuela llegó cuando Dreamcast ya estaba moribunda, y vendió bastante poco; vendió bastante mal. Ni siquiera tuvo lanzamiento en USA Shenmue II de Dreamcast, algo que se solucionó años después con la versión de Xbox, la cual vendió también bastante mal.

Es por ello que SEGA, además de abandonar el mundo del hardware de consolas, siempre ha desechado lanzar una secuela del juego, porque no es un juego para todo el mundo.

Pero no por ello una gran cantidad de seguidores y fans, que sí disfrutamos con sus primeros juegos, hemos estado pidiendo una continuación de la historia. Y por fin ha llegado, en noviembre podremos volver a controlar a Ryo Hazuki.

Shenmue III se ha publicitado muy mal

Cuando Sony anunció Shenmue III en su conferencia de 2015 del E3, lo hizo bastante mal. Los que sí queríamos una secuela, los que sí disfrutamos de los dos primeros juegos, saltamos hinchados de júbilo. Pero también lo hicieron muchos que no sabían exactamente lo que era Shenmue.

Al final tuvimos una marea de noticias en todas las páginas y revistas de videojuegos, que hablaban de que por fin íbamos a tener la continuación de la obra maestra que fue Shenmue. Pero lo cierto es que era la continuación de un juego de nicho y se iba a desarrollar mediante crowdfunding; con todo lo que ello conlleva.

No le costó mucho a Shenmue III financiarse, o obtener la meta final del crowdfunding. Pero es cierto que lo recaudado no era suficiente para el desarrollo del juego. Es por ello que al final Deep Silver, que no es de mi devoción,  se metió de por medio para financiar el resto del desarrollo y llevarlo a buen puerto.

Si nos fijamos bien en el dinero que han conseguido para este desarrollo, se calcula que unos siete millones de dólares, no es ni una cuarta parte del dinero que precisó el primer Shenmue, ni estamos a finales de los 90.

Además Sony sólo se encarga de la distribución del juego en PlayStation 4, no ha puesto ni un céntimo para su desarrollo, y SEGA se ha desentendido totalmente del proyecto.

Es por ello que Shenmue III es un juego más pequeño, pero cargado de la esencia Shenmue y con todo el detallismo que ello conlleva (Os recomiendo leer el artículo dedicado en la última EDGE nº10) Pero Shenmue III no es un Red Dead Redemption 2, no es un Grand Theft Auto V, no es un God of War, no es un The Last of US, es un juego Indie, con un presupuesto muy ajustado.

El propio Yu Suzuki ha confirmado que no se veía capaz de realizar Shenmue III si no hubiera dispuesto del dinero ofrecido por Deep Silver. Y aún así ha reconocido que se ha visto bastante sorprendido que lo haya logrado terminar esta tercera parte, que no es la última, con el dinero disponible.

Pero Shenmue III no es una obra para un público general, sino un juego de autor dedicado a los fans, los de verdad, de las dos primeras obras. Son ellos los que realmente van a disfrutar de esta tercera parte. Algún jugador nuevo llegará a Shenmue III y quizás también conecte con el juego; pero serán muy pocos.

Shenmue hizo historia y ahora solo intenta continuarla

Shenmue fue un juego que influyó muchísimo en la industria. No son pocos los desarrolladores que han afirmado haberse inspirado en Shenmue para sus juegos; Grand Theft Auto III.

En su momento fue un juego técnicamente superior a todo lo que había por entonces. Fue una obra de ingeniería mastodóntica, ideada por la mente de uno de los mejores desarrolladores de la historia de los videojuegos, Yu Suzuki.

Pero aunque el tiempo lo colocó en el lugar que merecía, son pocos los que realmente disfrutaron del juego y muy pocos los que lo han jugado. El resto lo seguirá tildando de “Simulador de paseos”, dirá que “parece un juego de PlayStation 2” o cosas similares. Pero Shenmue III nunca ha sido para él, aunque Sony intentará vendérselo.

Please follow and like us: