GAME BOY

Recordando los 30 años del lanzamiento de Game Boy, en USA

Ayer mismo Game Boy cumplió 30 años de su lanzamiento en Estados Unidos. En Japón tuvieron la portátil en las tiendas unos meses antes, concretamente en abril, pero en España aún nos hacía falta esperar más de un año para poder hincarle el diente; La consola llegó en septiembre de 1990.

Viendo esto, ahora, se hace extraño pensar que teníamos que esperar tanto tiempo para poder hacernos con una nueva consola, pero esa era la realidad. Aunque también es cierto que por aquel entonces no había la misma cantidad de información que tenemos hoy en día, y el conocimiento del medio era bastante escaso, por no decir nulo.

Hoy vivimos en mundo globalizado, en el que la espera para recibir un juego, o una nueva consola, son nimias y en ocasiones el lanzamiento es a escala global. Aunque hay excepciones, esta es la norma general del mundo del videojuego a día de hoy.

El día que conocí a Game Boy

Mi Game Boy, que aún conservo y que podéis ver en la fotos que acompañan al texto, llegó a mis manos en 1990, o quizás 1991, no llegó a recordarlo bien. Aunque creo estar convencido de que sería el mismo año de lanzamiento en España, por un motivo que voy a comentar a continuación.

Hubo un verano, antes de tener mi propia Game Boy, en el que pude probarla. Un primo mío tenía aquella extraña y atractiva “maquinita”,  a la que se podía cambiar los juegos mediante cartuchos. Un servidor estaba acostumbrado a las Game & Watch, como consola portátil, y aquella máquina le voló la cabeza.

Tengo la certeza de que sería el mismo verano de 1989, porque de palabras de mis primos, aquella Game Boy se la habían traído de un viaje a Estados Unidos. En España no existía la consola aún, creo recordar, y según mis propios primos, pero mi acto reflejo fue ir corriendo a mis padres y decirles: “¡Quiero una Game Boy!” (con la consola en mis primos en mis manos).

No había visto nada igual hasta entonces, y recuerdo ser de los primeros en tener la portátil entre mi grupo amigos (sino el primero). Es por ello que estoy convencido de tener mi Game Boy en navidades de 1990.

GAME BOY
Si no cuento Tetris, este fue mi primer juego de Game Boy. Podéis ver que el paso de los años ha hecho mella en la consola y se puede ver los fallos en la pantalla, los cuales son bastante habituales y tienen solución; creo.

La forma de venderle la idea a mis padres de que “debían” comprarme una Game Boy era: “¡Puedo jugar sin tener que usar la televisión!”. Por aquel entonces mi consola predilecta era una clónica de Atari 2600, con 32 juegos en memoria,  la cual conectaba a la televisión siempre que podía; y me dejaban (sólo había un televisor en mi casa por aquel entonces)

Es por ello que aquella portátil, que funcionaba a pilas, con su pantalla verde y con la posibilidad de cambiar el juego mediante cartuchos, era un mundo nuevo de posibilidades para mi. Y no tenía que fastidiar a mis padres con la televisión.

Aunque en realidad era para que no tuvieran que fastidiarme a mi. Uno siempre ha tenido un toque de comercial y había que buscar la excusa para que me compraran una.

Toda mi familia quería jugar a Game Boy

Tuve la suerte de recibir una Game Boy en las  navidades de  1990. Recibí la consola en su pack con Tetris, el único juego que tuve hasta el 6 de enero (el día de reyes) El cual quemé y jugué como si no hubiera un mañana en esos pocos días. Pero también recuerdo que todo el mundo estaba interesado en la consola.

Según palabras de mi padre, que le he preguntado si recuerda cuando me compró la consola, le costó 13.990 Pts (aproximadamente). Además la compró en el lugar más extraño donde podrías encontrar una consola, ¡una ferretería!

El corrobora que compró la Game Boy cuando yo tenía 10 años, así que puedo confirmar quizás que la tuve el mismo año de lanzamiento, tan solo unos meses después de que llegara a España.

No os miento, el mismo día de recibir la consola gasté las pilas en medio día. El motivo fue que a Game Boy jugaron mis padres, mis primos, mis tíos, mi hermana, mis abuelos. Sinceramente, recuerdo ese día como si fuera ayer mismo.

La causa era que aquel aparato, con el nombre de Game Boy, llamaba la atención de todo el mundo. Sumado a que Tetris es posiblemente uno de los juegos más accesibles de la historia de los videojuegos, lo convertía en algo irresistible.

No es de extrañar que Game Boy fuera un fenómeno, eslogan con el que vendían la consola en España por aquel entonces, y que por ello vendiera más de 110 millones de unidades. ¿Recordáis el anuncio aquel que decía: “Si ponemos en fila todas las Game Boy vendidas, llegaría la fila a Rusia”? Que tiempos aquellos.

Por cierto, el juego que recibí el 6 de enero fue Spiderman de Rare. Los que seguís Viciados Podcast sabéis mi predilección por este infame juego, pero es que en realidad fue mi primer juego de Game Boy, sin contar Tetris, y era fue mágico para mi.

Please follow and like us: