Metal Gear Solid V

Obras maestras de los videojuegos y también obras inacabadas

¿Sabías qué obras maestras como Final Fantasy VII, Ocarina of Time y Super Mario 64 son obras inacabadas? ¿Qué tuvieron muchos problemas en su desarrollo?

Compartir:

Vamos a abstraernos de todo lo que sabemos de los desarrollos de Final Fantasy XV y Metal Gear Solid V The Phantom Pain, como invita Adrián Suárez (@Nuevebits) también en su texto de MundoGamers. Hago esta referencia porque su texto me ha inspirado a escribir este otro, en gran parte, porque ambos compartimos el mismo cariño por estos dos juegos o hemos sabido entender lo que son, sin pedir cosas que no pueden dar.

Vivimos una época extraña y fascinante, con la sobreinformación que tenemos gracias a Internet. No podríais leer esto si no existiera Internet, por ejemplo. Hoy en día conocemos prácticamente al completo el desarrollo de un juego y si han tenido problemas con el mismo o no. Aunque ¿Qué juego no tiene problemas durante su desarrollo? Creo que todos conllevan problemas en su desarrollo, aunque es cierto que algunos tienes más problemas que otros, pero cuando un juego llega a las tiendas se debe valorar por lo que ofrece.

Si no conocieramos toda esta información que nos ofrece Internet, jugaríamos al juego en cuestión y lo apreciaríamos por lo que es. Disfrutaremos del producto tal y como estaba pensado, sin pensar en lo que falta o deja de faltar.

La era sin Internet también variaba nuestra apreciación

Ahora viajemos a los 90, a su segunda mitad para ser más exactos, aunque podrían valer muchas más épocas. Cuando sabíamos de un juego por las revistas en papel o lo veíamos en movimiento gracias a las cintas VHS que regalaban junto a ellas. Pensemos en tres pilares de la industria de los videojuegos y tres obras maestras para muchos; yo incluido.

Pensemos en Super Mario 64, Ocarina of Time y Final Fantasy VII. Es escuchar esos tres nombres y erizarse la piel de muchos jugones. Los jugamos sin conocer nada de su desarrollo, o no su parte mala, que también la tuvieron. Llegaron a nuestras manos y lo jugamos por lo que son, creando un vínculo emocional con ellos que ha llegado hasta hoy y por lo que seguimos recordándolos.

¿Qué pensarías si os dijera que son juegos inacabados? o juegos que no estaban rematados, como Metal Gear Solid V o Final Fantasy XV. Seguro que muchos pensareis que os estoy mintiendo, aunque a poco que busquéis información daréis con lo que os voy a contar sobre ellos. Empecemos.

Super Mario 64 y sus bugs

Si se lanzara un juego como Super Mario 64 en pleno 2017 se le daría palos, muchos palos. Bien es sabido que Super Mario 64 salió a la venta como salió por ser un juego pensado desde un principio para el lanzamiento de la consola Nintendo 64 y que llegó casi sin tiempo para finalizarlo. El juego llegó a las tiendas con el mismo concepto, pero su desarrollo lastró mucho al producto final. ¿Lo hace menos bueno por ello? No.

Super Mario 64 es un juego roto, con miles de bugs y para muchos una «demo técnica». Eso no evita que sea una obra maestra de los videojuegos.

Super Mario 64 es uno de los juegos más rotos de la franquicia, porque llegó a las tiendas llenísimo de bugs. Existen miles de vídeos en YouTube donde podemos ver como se atraviesan paredes, se consiguen estrellas que no deberían estar tan al alcance en un principio o incluso puedes finalizarlo en minutos. ¿Imagináis que supiéramos todo eso antes de jugar al juego? Seguramente no pensaríamos lo mismo de él ¿No?

Ocarina of Time, no tan completo como se pensó en un principio

De todos es sabido que Ocarina of Time no tuvo un desarrollo fácil, el cual se dejó totalmente parado por dedicarse a otros títulos durante su desarrollo y que tenían prioridad, para después retomarse. Incluso se tuvo que retrasar su lanzamiento porque no daba tiempo a terminarlo en su fecha oficial. Hoy en día los retrasos se ven con otros ojos y cuestionan la calidad final del juego casi siempre.

Ocarina of Time
Ocarina of Time tuvo muchos altibajos durante su desarrollo, incluso el juego tuvo que retrasarse para poder finalizarse. No salió tan bien como debería, pero no impidió que se convirtiera en una obra maestra de los videojuegos.

El juego llegó a las tiendas con problemas en su cámara, que no funcionaba tan bien como en sus primeros minutos en la segunda mitad del juego, porque le faltaba afinar la cámara. Llegó a las tiendas en España sin traduccion de sus textos, por falta de tiempo para meter la traducción en los cartuchos, y se acompañó con un libreto donde se podía ver todos los textos del juego en Español; una chapuza. ¿Imagináis hoy en día un juego de esta magnitud de Nintendo y sin traducción a Español?

Si este juego sale en la era de Internet se le habría dado palos, muchos palos. Seguramente no se veria con los mismos ojos conociendo todos sus problemas de desarrollo. ¿Pero saber esto lo hace menos bueno? No. En su día lo jugamos sin conocer estos problemas y lo disfrutamos por lo que es, otra obra maestra, incluso muchos lo consideran el mejor videojuego de la historia.

Final Fantasy VII y sus cambios de guión a pocos meses de su lanzamiento (Aquí hay spoiler)

Es curioso que se critique tanto a Final Fantasy XV por sus problemas de desarrollo. Que si la historia se cambió muchas veces, que si diez años de desarrollo no han servido de mucho y muchas otras cosa, pocas buenas. Final Fantasy VII fue un calvario también durante su desarrollo y tuvo muchos problemas que lo llevaron a ser un producto final diferente a lo que estaba pensado en un principio.

Final Fantasy VII
Se realizaron muchos cambios en la historia del juego, incluso a pocos meses de su lanzamiento.

La historia que llevó a las tiendas no es la que se tenía pensada en un principio, incluso ciertos personajes secundarios vieron reducido su desarrollo a prácticamente nada porque no daba tiempo a terminarlo. Pero uno de los «problemas» más conocidos es lo sucedido con el personaje de Aeris, que incluso llevó a tener la teoría de que se podía resucitar.

Aeris era un personaje que tenía el destino marcado, moriría durante el juego. Pero ahora sabemos que su muerte iba a suceder en la recta final del juego, no donde realmente ocurre en el juego.  Esta decisión se tomó tan tarde que no dio tiempo a quitar sus ítems de equipación del juego, lo que llevaba a que siguieramos recibiendo equipo para el personaje incluso una vez muerto, y que a su vez llevó a crear esa teoría de que se podía resucitar.

Esta decisión, como muchas otras, se tomó con el juego casi finalizado y a meses de su lanzamiento. Seguramente si el juego saliera hoy a la venta, supiéramos de todos estos problemas y cambios de guión, no lo veríamos con los mismos ojos y se le daría muchos palos por ello o se cuestionaría su calidad. ¿Hace todo esto al juego malo? No.

Los juegos se juzgan por lo que son, no por lo que queremos que sean

Cuando te enfrentas a un videojuego debes juzgarlo por lo que ofrece, no por lo que no ofrece o deseas que ofrezca. Un buen analista debe fijarse en sus puntos buenos y malos, pero nunca debe pedir a un juego algo que no le va a dar; no tiene sentido. Al final hay que dejarse llevar por lo que el videojuego tiene que ofrecer al jugador, ver si te llena o no y si destaca más por sus puntos buenos o por sus puntos malos.

Nadie te obliga a comprar un videojuego y nadie te obliga a que te guste, ni los propios críticos, pero nunca debes pedirle al juego lo que no te ofrece, como sucede en muchas ocasiones. Debido a esto se crea una marea de críticas negativas que afectan a la apreciación del resto de jugones, llevando a odiar juegos incluso sin jugarlos; algo totalmente contradictorio y estúpido.

Kojima
La primera versión de Snatcher le faltaba su tercer capítulo. Eso no evitó que saliera a la venta tal cual, incompleto.

Podría poner más ejemplos de juegos inacabados y que hoy se consideran obras maestras, porque lo son. Snatcher salió a la venta sin su tercer capítulo, porque no daba tiempo a incluirlo. Esto se añadió en posteriores versiones, y en otras plataformas, pero el juego llegó a las tiendas incompleto y sin su final. Que el juego tuviera éxito en su momento fue lo que llevó a que Kojima pudiera finalizarlo y lanzarlo otra vez con ese capitulo 3; curioso que en MGSV se eche en falta un capítulo 3 también, Kojima a veces me da miedo.

Al final que un juego sea bueno o malo no lo dicta su desarrollo, sea más o menos tortuoso, o sus problemas a la hora de llegar a las tiendas. Un juego es bueno o malo por lo que ofrece y por si llega o no a contectar con el jugador. Es curioso que MGSV y FFXV sea aclamado por los que lo hemos disfrutado por lo que es, no por lo que no es. Pero también es cierto que si estos juegos hubieran salido en la segunda mitad de los años 90, hoy en día sería obras maestras y juegos de culto, como lo son Ocarina of Time, Super Mario 64 y Final Fantasy VII. Al menos para mi sí.

Fuente datos sobre Snatcher | Libro RetroPulpodcast Vol. 3

Compartir: