Metal Gear Solid V: The Phantom Pain, ensalzando lo negativo de un juego

Quiero centrarme en este artículo de opinión en el sensacionalismo de destacar lo negativo de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain, exagerado a mi entender.

Compartir:

Volvemos a retomar Metal Gear Solid V: The Phantom Pain porque estoy gratamente sorprendido, para mal, de los palos que le están lloviendo al juego y en el fondo me entristece. Después de leer y escuchar muchas opiniones negativas del juego,  no entiendo el porqué de ensalzar tanto las cosas malas de un juego, que en lo jugable y las aportaciones que hace al sector, es sobresaliente o muy notable y prevalecen por encima de lo negativo. En mi opinión es el primer juego de verdad que le da un sentido al mundo abierto, aunque suene rimbombante o presuntuoso. Y mira que critiqué el aspecto de “mundo abierto de MGSV:TPP” hace dos años, cuando Kojima hizo unas declaraciones sobre GTAV relacionadas con su juego, pero ahora me como mis palabras. Después de haber jugado más de 80 horas para terminar la historia principal sigo dedicándole tiempo al título, porque sigue habiendo interés en lo que ofrece, algo que pocos juegos me han dado.mgsv-the-phantom-pain-kojima-carencias-2

No es mi primer Metal Gear Solid, para nada, como muchos comencé con la entrega de la primera PlayStation, juego que me enamoró por completo. A lo largo de los años he ido jugando a todos, incluso los spin-off de PSP. Todos ellos me han dado buenos momentos, como también otros no tan buenos y más descuidados. Lo mismo que me ha sucedido con esta nueva entrega, quizás la última de Kojima, pero no la última que veremos en un futuro.

Pongámonos en otra tesitura o escenario y pensemos por un momento en otro juego de la saga de Hideo Kojima. Cojamos Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots, por ser justo el anterior a este en consola de sobremesa, si no contamos el prólogo Ground Zeroes. Otra entrega a la que le llovieron palos y pedradas, del que los no-fans o haters de Kojima se han mofado hasta la extenuación, y del que ahora parece que proliferan los fans. Incluso para muchos es el mejor juego de toda la saga, algo que yo no comparto y como curiosidad coincide, en muchos casos, en que son los mismos a los que no les ha gustado esta entrega y les parece un mal Metal Gear Solid o para ellos ha sido una decepción.

Metal Gear Solid 4 se ha tachado de un no-juego, es decir, está tan plagado de cinemáticas tan continuas y extensas en algunos casos, que el apartado jugable casi queda en un segundo plano. En parte esto es cierto, como también es cierto que introducía nuevas ideas a la saga, nuevos sistemas de juego. Pero era el encargado de cerrar una historia bastante densa, por lo que puede ser entendible la gran cantidad de cinemáticas para contar todo lo que tenía que contar, aunque hay otras formas de hacer esto ajenas al mundo del videojuego. A mí me gustó mucho Metal Gear Solid 4 y de echo comencé una nueva partida antes de jugar a The Phantom Pain. Pero si ensalzáramos lo negativo del título, que es la parte jugable, muy paupérrima, también le deberían llover los mismos palos que a MGSV: TPP o incluso más.

mgsv-the-phantom-pain-kojima-carencias-3

Entiendo que para muchos la saga Metal Gear Solid sea una historia densa, para mí también lo es, narrada por miles de FMV, extensas y conversaciones por códec. Pero si paramos un momento y miramos los juegos que se han lanzado hasta ahora, no recordamos ningún momento memorable por las partes jugables, sino por los momentos míticos y épicos que nos han dado esas FMV y sus conversaciones. Teniendo cada fan su favorito, en mi caso el primero y Snake Eater me parecen los mejores, recordamos sólo los momentazos que nos ha dado el señor Kojima con su saga de Snake en las partes no jugables. Aunque hay excepciones claro, esto no siempre es así.

Pero en el caso de The Phantom Pain sucede totalmente lo contrario, en cierto modo. Ahora mismo podría contaros miles de momentos que he vivido jugando (algunos de ellos, centrados en la acción, en el vídeo que acompaña a este texto al final) que me han hecho aplaudir y estallar de júbilo. Pero es que además también recuerdo momentazos en la historia, que a mi entender, son made in Kojima y transcurren durante las cinemáticas y el nuevo códec, las cintas de Cassette. Por lo que me parece el Metal Gear Solid más completo de todos. Pero además es que esta nueva entrega tiene tantos aciertos, que a mi entender eclipsan por completo la falta de narrativa que tanto se le critica, aunque yo no lo veo de ese modo y la segunda mitad del juego más descuidada, algo que sí comparto.

Porque MGSV: TPP tiene una segunda parte final menos buena, eso es cierto, claro que lo es y no intento taparlo. Llegado a cierto momento el juego parece descuidado, más si lo comparas con la primera parte tan buena. La repetición de misiones con más dificultad pueden ser algo caótico, para muchos, o incluso poco inspirado, contradictorio o difícil de entender, pero no es obligatorio para finalizar la historia. Tampoco es un juego incompleto como se comenta o rumorea por ahí, porque en un Blu-Ray de extras hayan decidido meter como sería una misión 51 que al final no viene en el producto que ha llegado a las tiendas. Pero después de esa parte mala o menos buena, llegan tres misiones que dan tres golpes en la mesa, las cuales unidas a todas las cosas buenas que has visto durante 80 horas, en mi caso, te hacen mirar el conjunto como un juego sobresaliente. Porque muchos juegos tienen partes descuidadas y en esta entrega también las hay, pero no hacen que sea un mal MGS.mgsv-the-phantom-pain-kojima-carencias-4

Recordemos la parte de relleno del primer Metal Gear Solid de la primera PlayStation, cuando te hacen retroceder medio juego para ir a por una tarjeta de seguridad necesaria para poder continuar, relleno total para alargar la duración del juego. O en Snake Eater, como algunos enemigos finales estaban muy descuidados, pero claro estaba The Boss que te hacia olvidarlos. O coño Fatman de Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty ¿A alguien le gustó ese jefe final? Podría seguir así con muchas otras cosas, no tan bien realizadas, en juegos que hoy se elogian y se valoran por lo que son, grandes títulos, con algunas carencias.

A mi modo de ver MGSV: TPP es así, tan descuidado como bien realizado. Con miles de detalles que no encontrarás en otro juego, o no de este modo. Con sus errores, menos, y sus aciertos, mayores. Con nuevas mecánicas jugables que no existen en ningún otro juego, y menos en uno de infiltración. Como poder plantear una misión de la forma que tu elijas, la que tu desees y no la que el juego te impone. Tu imaginación en MGSV: TPP es el mayor potencial y siendo lo mejor de todo que el juego responde a casi todas tus ideas. Eso señores es lo que hace a este juego único e irrepetible. Un título muy bien diseñado, con una jugabilididad a prueba de bombas y para un servidor el MGS que siempre había soñado jugar algún día.

Gracias Kojima.

P.D: Esto tampoco es el análisis del juego.

Compartir: