JAMES WAN

Aquaman, todo lo que no queríamos en el cine de DC

Aquaman es un cúmulo de tonterías, en un envoltorio en ocasiones bonito y en otras recargado en exceso.

Compartir:

JAMES WAN

Título original: Aquaman

Año: 2018

Duración: 139 min.

Dirigida por: James Wan (Expediente Warren: The Conjuring (2013), Saw(2004))

Cuando no sabes muy bien si vas en serio o totalmente de coña

***La crítica contiene spoilers

Fui al cine sin ninguna pretensión, dejándome llevar por lo que la película iba a ofrecerme, dado que es la mejor forma de disfrutar sin prejuicios. Los primeros minutos son rápidos, sin respiro, bien llevados, con humor bien medido y con una narrativa bastante impactante, todo a modo de prólogo.

Impresiona la primera pelea, con un plano secuencia muy bien rodado, un movimiento de cámara dinámico, pero sin marear, y sabiendo lo que sucede en todo momento. A partir de aquí la película no hace más que repetir y repetir, llegando a cansar.

De nada sirve un apartado visual portentoso, aunque no siempre, uno de los mejores CGI del cine de DC y algunas escenas sueltas que denotan un buen director detrás, cuando todo lo demás es un cúmulo de tonterías mal puestas. Es como si no supieran bien qué tono llevar, optando por mezclar todos y agitar.

La película ha sido una decepción para un servidor, con momentos tan sonrojantes y tan mal medidos, que me recordaban a los injertos de La Liga de la Justicia. Cuando he salido de la sala recordaba un par de momentos, por estar rodados de forma pasmosa, pero nada más. El resto es olvidable por completo.

Como fan del cine espero que una película me ofrezca algo más, que me entretenga sin aburrir (es demasiado larga) y que me invite a un segundo visionado. Si intentas hacer planos secuencias para las peleas, intenta que no sean todos iguales. Porque el movimiento de la cámara que tanto me fascinó al principio, lo veo repetido una y otra vez.

La primera escena de Aquaman adulto, en el submarino, tiene una de las escenas más estúpidas que he visto en este tipo de cine. En la que hay un sacrificio que se podía haber evitado, pero del que se recurre a una granada para dar dramatismo; al final resulta ser una escena muy cómica.

Sobre Jason Momoa, actor por el que tengo cierta simpatía, decir que parece más la estrella invitada a la película, que el protagonista Aquaman. Amber Heard, Mera en la película, parece una especie de Siri o GPS del protagonista, aconsejando en todo momento por donde ir y qué debe hacer. Un personaje femenino que debería ser fuerte, se convierte en una mera comparsa para que avance la trama.

Por no decir la poca química que existe entre Mera y Aquaman, y lo forzadísimo de su beso entre la pirotecnia de la batalla final. ¿Hacía falta?

Sobre Nicole Kidman decir que en su segunda aparición, con el traje tan mal diseñado y presentado en pantalla, de corcho-pan, le hace perder varios enteros. Es Nicole Kidman disfrazada, no Atlanna. Por no hablar de Willem Dafoe, quizás uno de los personajes más desperdiciados de toda la película ¿Nos hemos quedado sin ver el Vulko de Zack Snyder por esto?

Al final Aquaman resulta ser una película mil veces vista, con un envoltorio algo diferente y muy poco aprovechado. Existen escenas tan mal medidas, como los intentos de convertir a Aquaman en un héroe salvando civiles, que parece ser todos reshoots de última hora.

Es curioso que en esta película no se haya recurrido a la tijera y los recortes, cuando es la que más precisa de ellos.

Pero lo peor de todo es que el cine de DC que tanto nos gustaba, que ofrecía cine diferente y arriesgado, ha llegado a su fin. La película ha sido un éxito de taquilla, por lo que servirá de plantilla para todo lo que tiene que venir en un futuro. Lo que ocurre es que al final tanto uso de la plantilla similar a esta llevará a un cine ya agotado y exprimido por Marvel.

Sin llegar al nivel de “cutrerismo” de La Liga de la Justicia y similar a Escuadrón Suicida, eso es Aquaman como película para un servidor.

Compartir:
Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en «Aceptar» en el banner

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar