Shenmue

Shenmue III: Primeros días en Niaowu, en la gran ciudad

Después de unas cuantas horas más de juego llego a Niaowu, la gran ciudad de Shenmue III, y os cuento qué tal la experiencia.

Compartir:

Hace un par de semanas os contaba cómo fueron los primeros días en Bailu, en Shenmue III. Como la gente empezaba a coger confianza con Ryo, según interaccionabas con ellos e iba avanzando la historia.

Pero ahora vengo a comentaros las primeras sensaciones en Niaowu, la ciudad de Shenmue III de la que ya me hablaban en Bailu y que tanto me recuerda a Shenmue II.

Explorando una nueva localización

Anoche llegué a Niaowu, la gran ciudad de Shenmue III, y la cual sorprende en tamaño a Shenhua, como bien remarca Ryo en su diario cuando llegas a la ciudad.

Me chocó un poco el paso de Bailu a Niaowu en la narrativa del juego. Si hay una especie de despedida con una narración de voz en off de la propia Shenhua, pero me faltó quizás todo el camino a coger el ferry y la preparación del viaje a Niaowu.

Y es porque Bailu me ha recordado tanto al primer Shenmue de Dreamcast, que esperaba partir a Niaowu de la misma forma que Ryo parte a Hong Kong al final de la historia del primer juego.

Pero claro, esto es Shenmue III, y pese a que han pasado casi 20 años desde que jugamos a Shenmue II, para Ryo solo han pasado unos meses desde que dejó Japón.

Sensaciones de Shenmue II en Niaowu

No soy el primero que tiene estas sensaciones, hay más gente que le ha sucedido algo parecido. En parte creo que Yu Suzuki intenta jugar con la nostalgia y ha diseñado el juego para que los fans reaccionemos así.

Como os decía antes, Bailu me ha recordado en todo momento a la Yokosuka de Shenmue. No en escenario y su orografía, son totalmente diferentes y Bailu es un pueblo más pequeño, pero sí la sensación de primer contacto con el juego.

Es cierto que Ryo llega a Bailu y la gente del pueblo no le conoce, algunos incluso desconfían de él y otros le desprecian.

Y en Yokosuka era todo lo contrario, prácticamente todo el mundo conocía a Ryo, porque es donde ha vivido toda su vida. El contraste es bastante fuerte en este sentido.

Pero la sensación de cercanía de la gente, que vas adquiriendo según hablas más con ellos, la casa de Shenhua como lugar de descanso y otras circunstancias, me a retraido al primer Shenmue.

Shenmue
Estas escaleras de Bailu quizás simbolizan el ascenso de Ryo en su carrera por mejorar en las artes marciales.

Pero en el caso de Niaowu la sensación es como jugar a Shenmue II cuando desembarcas por primera vez en Hong Kong.  Es más, la escena inicial de esta ciudad recuerda poderosamente a la de Shenmue II.

Pero en esta ocasión vamos acompañados, porque el viaje no lo hacemos solos, aquí viene con nosotros Shenhua.  La historia de Ryo evoluciona y su viaje solitario ha terminado.

El contraste es muy grande, pero la nostalgia y las sensaciones están ahí. Es el mismo sentimiento que tuvimos al jugar a Shenmue II por primera vez, después de terminar el primer juego de esta saga, o al menos yo lo he sentido así.

No creo que sea algo fruto de la casualidad. Sinceramente creo que Yu Suzuki sabe bien lo que hace, y conoce bien su obra y a los fans. Sabe traernos algo nuevo y que a la vez nos cree nostalgia, o sentimientos encontrados.

He sentido algo parecido a cuando jugaba a Death Stranding y todo me recordaba a Metal Gear, porque Kojima jugaba con ello. Yu Suzuki ha hecho algo parecido, no tan evidente, pero si en las sensaciones.

Falta de pulido en esta segunda parte de Shenmue III

Al llegar a Niaowu es cuando he sentido que Shenmue III quizás necesitaba algo más de desarrollo. He tenido el primer bug de todo el juego, una conversación entre Ryo y Shenhua que no tenía voces; por suerte están los subtítulos.

También es curioso que casi tenga los mismos problemas que tuvo Shenmue II en su día, con la aparición más repentina de personajes que en Bailu, como ya sucedía en la segunda parte de Dreamcast.

Shenmue
Un cartel del primer Virtua Fighter, también de Yu Suzuki cuando trabajaba en SEGA. Un juego que cambió por completo los juegos de lucha y que está presente en Shenmue III en forma de nostalgia.

Esto no es por falta de potencia, Unreal Engine puede con ello y las consolas actuales también, sino más bien un problema de desarrollo o que quizás se ha realizado el juego forma demasiado fiel a los originales y por ello esos errores.

Pero es cierto que se le ve algo más las costuras al juego en esta parte, aunque también hay que tener en cuenta que Niaowu es una ciudad con más personajes en pantalla, escenarios más detallados y de un tamaño bastante más grande de lo que habría imaginado.

Aunque es un alivio que al entrar en las tiendas, o cualquier otro lugar, no tengamos un tiempo de carga. Aquí es todo mucho más dinámico, incluso con esos pasillos que no te dejan correr para cargar el escenario, no hay tiempos de carga que le precedan.

Ojo que no digo que Shenmue III sea peor juego por estos “problemas”, a mi me está encantando, pero creo que estropea un poquito la experiencia inmersiva que sí tenía en Bailu. Que también tenía problemas similares, pero se notaban algo menos.

No he dicho nada de muchos detalles, como ciertas llamadas que puedes realizar en Niaowu, porque no quiero estropear la experiencia a nadie. Shenmue III es un juego muy detallado, con muchas cosas que harán las delicias de los fans de la saga.

En cierto modo creo que Shenmue III es un juego para fans y no para que nuevos jugadores se unan a esta pasión; que también habrá algunos que lo hagan.

Shenmue
En el hotel donde se hospeda Ryo en Niaowu están preparados para el Coronavirus.

Seguramente escriba algo más del juego antes de hacer un texto más conclusivo, con un análisis de Shenmue III, porque hay muchas cosas que contar.

A mi me está dando justo lo que yo quería, y mucho más. Sigo sorprendiendome con la calidad del juego y que el equipo de Yu Suzuki haya conseguido desarrollar Shenmue III con muchísimos menos medios que cuando estaba en la potente SEGA.

Tengo la sensación de que han exprimido hasta el último céntimo del presupuesto y que han hecho una labor encomiable. Recordemos que Shenmue I y II se desarrollaron con todo el dinero necesario y con el equipo de desarrollo más potente de SEGA. Hasta el Team Andromeda trabajó en los dos primeros Shenmue.

Por eso también creo que cuando pase el tiempo, Shenmue III se pondrá en el lugar que realmente merece.

Compartir: