Una semana más os traigo un nuevo episodio de La Cueva del Hámster. Dos juegos son los elegidos para este nuevo episodio, tenemos: Child of Eden de Xbox 360 y Panzer Dragoon II Zwei de la gran Sega Saturn. Si queréis saber más sobre estos dos juegos, solo tenéis que continuar leyendo después del salto.

En un principio tenía pensado hablaros nada más que de Child of Eden de Xbox 360, el juego que tenia pedido en UK desde hace casi dos meses, pero por un motivo u otro, no me ha llegado hasta ayer – falta de stock o vete a saber que – Pero tampoco quería traer un episodio tan escueto y hablaros de un solo juego, así que he buscado en la cueva a ver qué juego podía mostraros y me he decidido por este Panzer Dragoon II de Sega Saturn, porque en parte, comparte algo de la mecánica de juego.

Child of Eden de Xbox 360

Este juego pensado en un principio como una gran exclusiva para Kinect, al final ha traído consigo un control con el Game Pad y una conversión a Ps3, que también puede controlarse con Move. Child of Eden es un juego muy diferente a cualquier otro, aunque similar a otro juego del mismo desarrollador, Testsuya Mizuguchi, que ya nos sorprendió en el año 2001, con otro juego que lanzo en Dreamcast y de nombre Rez. Hoy en día lo podéis encontrar en el Xbox Arcade, en una versión remasterizada, por si os interesa.

Child of Eden es un juego que no gustara a todo el mundo, porque es muy abstracto y muy diferente a todo lo visto. En parte es un juego del género musical, con una mecánica muy simple, en la que deberemos controlar una mirilla con la que iremos matando virus de una especie de red llamada Eden y en la que se encuentra atrapada una chica o creación digital con forma de chica, llamada Lumi – curioso paralelismo en el nombre con Lumines, otro juego de Testsuya –

Pero esto no es todo, ya que los cinco niveles del juego – escasos, podía tener alguno más – muestran un diseño artístico increíble, lleno de colores y formas, que en algunos momento te pueden hacer pensar que te has tomado alguna sustancia rara… Todo ello acompañado de una música electrónica, que irá cambiando y sonando, dependiendo de lo que hagamos en los niveles.

El juego es muy corto, quizás la gran pega de Child of Eden, pero es cierto que tiene un valor rejugable de superación, al poder comparar tu puntuación con la de otros jugadores. Además tiene una serie de extras desbloqueable que iremos consiguiendo conforme juguemos. Pero la verdad es que se hace demasiado corto y en algo más de una hora, podéis completarlo, una pena.

El juego en un principio se desarrolló pensando solo en Kinect, por lo que si tenéis el dispositivo, podréis controlar el juego solo con las manos. No he probado este modo de juego, ya que no tengo Kinect, asi que poco os puedo hablar de como funciona este sistema.

Aun así el juego merece mucho la pena a un precio reducido – a mi me ha costado unos 12€ más o menos – por lo que si lo veis a buen precio, no lo dejéis escapar. Al menos veréis y jugareis a algo que nada tiene que ver con el resto de videojuegos. Es una experiencia nueva y a mí me ha enamorado por completo.

Para terminar os dejo con el videoclip de Genki Rockets, Heavenly Star, que viene incluido en los extras del propio juego y que pertenece a la banda sonora del mismo.

Panzer Dragoon II Zwei

De este juego os hable hace tiempo ya, sino recuerdo mal. He decidido mostrarlo en La Cueva del Hámster por no dejar huérfano en este episodio a Child of Eden y además porque comparte la mecánica de Shooter on Rail.

Panzer Dragoon es una de mis sagas predilectas de los videojuegos y son juegos que no gustaran a todo el mundo. En ellos controlamos un Dragon con nuestro jinete, con el que tendremos que ir superando una serie de niveles, con su consecuente jefe final. El juego transcurre de forma automática y nosotros solo podremos mover al Dragon para esquivar balas y para mover la mirilla con la que vamos matando enemigos. Además tenemos la posibilidad de girar la cámara en 360 grados, para matar enemigos desde todas las posiciones y que nos vendrán indicados en un mapa.

Para esta segunda parte se incluyeron una serie de mejoras respecto al anterior Panzer Dragoo, también de Sega Saturn. En este juego nuestro Dragoo va ganando experiencia, con la que podremos ir aumentando de nivel, con la consecuente transformación del Dragon. Además tiene un sistema de rutas, con el que transcurso de la fases no sera siempre igual, si elegimos caminos diferentes.

A mi Panzer Dragoon II es el juego que más me gusta de la saga por muchos motivos, aunque el primero es un juego mítico, con una banda sonora sublime. Espero que en poco tiempo veamos otro juego en la saga, que ha quedado parada desde la primera Xbox y su Panzer Dragoon Orta, que tampoco estaba nada mal.

Os dejo un video donde podeis ver la intro y gameplay del juego.

Please follow and like us: