Felicidades, Sega Saturn


No quería que pasara otro día más y no felicitara a la consola Sega Saturn y sus 15 años desde su lanzamiento. Mucho ha llovido desde entonces y mucho han cambiado las cosas, tanto que la compañía que creó esta consola, no existe como tal y ha quedado relegada a una third party a día de hoy. Con no muy buenos juegos, todo hay que decirlo.

Sega lanzo Saturn en el año 1994 en Japón, antes de que fuera lanzada su gran competidora PlayStation, que llego al mercado un mes después aproximadamente. Estas dos consolas fueron competidoras durante un tiempo, pero debido a la dificultad para programar juegos en Sega Saturn y que esta no estaba tan enfocada a los juegos en 3D, PlayStation salió victoriosa. ¿Sabíais que Sega Saturn, no usaba polígonos (triángulos) sino cuadrados, para crear las formas geométricas en 3D? Yo me he enterado hace poco de que fue esto uno de sus mayores problemas a la hora de desarrollar juegos. Pese a que Sega Saturn era más potente que la consola de Sony y poseía dos procesadores (la primera consola con doble núcleo se puede decir) PlayStation salió victoriosa.

Pese a resultar vencida en la dura carrera por ser la más vendida, la consola poseía un amplio catalogo con sus juegos emblemáticos, de los cuales quiero destacar estas dos joyitas que podéis ver en la foto que acompañan a la consola. La saga Panzer Dragoon comenzó aquí y comenzó a lo grande. Panzer Dragoon fue, en su día, el juego más caro de la historia (creo que unos 20 millones de dolares) Tiraron la casa por la ventana para bien. Aun hoy podemos disfrutar de este juego y ver todas sus virtudes, eso sí, el tiempo ha pasado por él. Pero solo con escuchar las melodías del juego, se te olvida que han pasado 14 años. Panzer Dragoon salió en el año 1995 y más tarde recibió su segunda parte, Panzer Dragoon Zwei II, justo un año después en 1996, debido al éxito de la primera parte. Esta segunda parte mejoraba bastante en la jugabilidad y el apartado grafico. Ahora podíamos manejar diferentes etapas de nuestro Dragón y teníamos diferentes caminos a seguir. Además de una barra de energía que se iba rellenando, para poder lanzar después un ataque especial. Más tarde salió otro juego mas, Panzer Dragoon Saga, que se apartaba un poco del concepto de shooter de las dos primeras partes, para adentrarse en el mundo de los RPG. Este juego de la saga, exprimía la consola al máximo y en el podíamos ver los famosos efectos de transparencias, que siempre se decía que no podía manejar la consola, callando muchas bocas.

Por mi parte no disfrute de la consola en su momento, es más, yo fui de PlayStation. Pero solo porque nos llego la consola de Sony por medio de un sorteo. Ya que en su día eran demasiado caras para el bolsillo de un chico de 15 o 16 años. Siempre tuve la espinita clavada con Sega Saturn y siempre quise tener una. Por ello, años más tarde y gracias a mi afán de coleccionista de consolas, me hice con una y con varios juegos. Y por fin pude disfrutar de ella y de estos dos juegos, que siempre quise disfrutar y tener.

Una consola llena de romanticismo y de nostalgia, como todas las consolas que hacia Sega. Y junto a Dreamcast, las dos mejores consolas de esta tan famosa compañía de videojuegos. Felicidades Sega, Felicidades Sega Saturn.

Compartir: