HALO INFINITE

Halo Infinite de lanzamiento junto a la nueva Scarlett

Continuamos con los juegos que se han podido ver hasta ahora en el E3 2019, como este Halo Infinite, sin prisa, pero sin pausa.

En la conferencia de Microsoft, una de las mejores de este año junto a la de Square-Enix, de la que os hablaré dentro de poco, se pudo ver por fin un poco más de Halo Infinite.

La nueva entrega de la saga Halo se anunció el pasado año, pero el domingo se confirmó que será juego de lanzamiento junto a la nueva Xbox Scarlett, o Project Scarlett, que es como se la conoce por ahora.

No cabe duda que Microsoft está destinando toda su producción a la nueva generación, sin olvidarse de las consolas actuales, pero mirando al futuro y lo que tiene que venir. Estaba claro que Halo Infinite sería un juego de próxima generación y al final se ha confirmado que es así.

Halo Infinite no me emociona como antes

Cuando estaba viendo la FMV que se presentó para dar cierre a la conferencia de Microsoft, no sentí la misma magia que antaño. Halo es una saga que me encanta, es quizás mi saga FPS favorita, y cada vez que se mostraba un nuevo juego era un acontecimiento. Pero en esta ocasión yo no lo he sentido igual.

Es cierto que a nivel técnico no hay ninguna queja, fijaros en la iluminación de la escena por ejemplo, pero no consigue transmitir las mismas sensaciones de antaño.

Y es posible que sea algo que sólo me afecta a mi, y no problema del juego, pero me dejó algo triste y no lo emocionado que quería estar. Ojo, no es que no me guste lo que vi, me gustó mucho.

El juego se lanzará en navidades de 2020, que también es la fecha elegida para el lanzamiento de Scarlett. Va ser el Halo más grande hasta la fecha, como una especie de reinicio de la saga, pero continuando la historia donde se dejó en Halo 5 Guardians.

Pero me sigue pasando lo mismo desde Halo 4, no dudo de 343 Industries, pero Bungie era mucha Bungie, y Halo sin ellos no es peor, pero es otra cosa.

Compartir: