Rafa Mata

El E3 2018 desde dentro, por Rafa Mata

Rafa Mata colabora con DDuJ y nos escribe una crónica, desde dentro del E3 2018. Pocas veces se narra cómo se vive la experiencia de la feria de esta forma.

Compartir:

Este texto llega algo tarde quizás, en parte por culpa de un servidor y su falta de tiempo, pero no podía dejar de publicarlo, como os prometí hace unos días. Rafa Mata se puso en contacto desde Los Ángeles con un servidor, ya que tenía la suerte de poseer un acceso a la feria del E3 2018. Quería hacerme este regalo en forma de texto, algo que le agradezco una vez más, de cómo fue su experiencia desde dentro de la feria y las conferencias a las que pudo asistir.

Creo que algo así no se lee todos los días, con web cargadas de noticias sobre cualquier novedad sobre la feria, pero prácticamente ninguna dedica un texto para contar la experiencia de estar en el E3; algo que se ha perdido en la inmensidad de la información de videojuegos con los años.

Todas las fotos y los vídeos están hechas in situ, por él mismo, para adornar esta colaboración. Os dejo con él.

Cómo se vive la feria del E3 2018 desde dentro

El sol calienta el yermo con tanta fuerza que no ves con claridad. Acabas de salir de las sombras protectoras de un callejón al ruido insoportable de un paisaje extraño, ajeno y al mismo tiempo familiar. El calor empieza a afectar a tu mente: delante de ti, un hombre rubio vestido de azul te marca el camino. Recuerda al Vault Boy que tantas veces has visto en el interior de tu refugio, lleno de información proporcionada por Vaul-Tec.

Sin embargo, algo no está bien porque te acercas al hombre y no tiene armas, está sonriendo, y la gente se saca fotos con él. No hay mutantes, ni un medidor de radiación. Buscas una explicación y, justo cuando vas a preguntar a este individuo cómo puede estar tan contento fuera del refugio, una sombra se abalanza sobre ti y descubres un inmenso muro con tres Vault Boys gigantes pintados sobre la fachada del Hotel Figueroa, en Olympic Boulevard. Entonces te das cuenta: esto no es el yermo, estás en Los Ángeles, a escasos metros del E3.

Fallout

La mayor conferencia de videojuegos del mundo empieza con calma, no hay colas de seis horas ni carreras para probar juegos porque hoy el evento es la conferencia de Microsoft, a la una de la tarde. Sin embargo, es el día más emocionante. Si es la primera vez que estás en el E3, no puedes evitar los nervios que te recuerdan que estás a punto de ver en directo lo que Phil Spencer tiene que contarte, y sabes que se juegan mucho, porque los de Sony no han sido precisamente lentos en ediciones anteriores.  Te encuentras con otros periodistas, dueños de páginas pequeñas, medianas y grandes, podcasters…pero, sobre todo, entusiastas de los videojuegos.

Microsoft

 

Porque al final esta feria se ha convertido en un show para jugadores, jugones, gamers o como quieras llamarlo, porque aquí lo que importa son los juegos y el entretenimiento, y te das cuenta de que toda rivalidad, haterismo, competencia o troleos no importan. Los videojuegos son pura emoción y los pelos se te siguen poniendo de punta cada vez que ves una foto borrosa de la sala de montaje del Death Stranding.

Solo puedes pensar que estás en Los Ángeles, la cuna del cine, y se te ocurre cómo vivió la audiencia la primera vez que escucharon una película, vieron cómo los colores invadían la pantalla después de años en blanco y negro o contemplaron una nave aterrizando en el ojo de la Luna. Todo eso es historia de una ciudad, historia de la cultura, y los videojuegos son ahora mismo la historia de esta ciudad, con todo por descubrir, solo a unos metros de ti, a unos minutos de distancia.

Ametralladora de juegos

Las conferencias se pueden ver en streaming, pero ver la sala abarrotada y con gritos de emoción cuando aparece un logotipo en pantalla es electrizante. Unos minutos antes de empezar la conferencia de Microsoft, una hoja roja desciende de un lado a otro, delatando algo que está por venir. Entonces presentan Forza Horizon 4, que incluye todos los escenarios en distintas épocas del año, y cuando llega el otoño, un millón de hojas amarillas, naranjas y rojas llueven sobre ti y el resto de asistentes, que emiten una ovación porque no saben si esas hojas son de verdad o si el juego los ha llevado a otra realidad.

La batería de juegos que saca Microsoft es apabullante, no te deja respirar. Y nada más empezar, solo un casco en pantalla hace que la gente se levante de sus asientos. Halo Infinite se anuncia y no importa el precio, no importa si viene o no con bugs, no importa la espera. La emoción que sientes viendo lo que están preparando bien merece unos meses de paciencia y un par de imperfecciones. Qué mas da, hace cinco minutos no existía Halo Infinite y ahora sí. Tu mundo se ha expandido y esto solo acaba de empezar.

Hay que parar un poco, que al día siguiente viene Sony y sabes que suelen hacerlo bien. Pero , ¿superarán a Microsoft?  Ojalá. O no. Qué importa, aquí hemos venido a jugar y ya tenemos material. Así que te preparas para la siguiente conferencia, tuiteas lo que puedes y lees lo que la gente está contando. Puede que haya opiniones que no compartas pero ves que todo el mundo está esperando, de una forma u otra, lo mismo que tú.

Sony Contraataca

Entonces llega el momento de Sony y tienes que dejar el LA Convention Center para ir a otra parte de la ciudad. Cerca pero lejos al mismo tiempo, porque así es como funciona esta ciudad. Todo a lo grande. Ves las principales diferencias entre ambas compañías: Microsoft te ha informado de que no te darían de comer ni beber pero Sony, en cambio, tiene un cóctel preparado antes de entrar a su conferencia. Sigue haciendo calor y se agradece el refrigerio, pero ¿qué es eso que guardan bajo esa carpa? Eso es lo que realmente te importa. Pero te hacen esperar y esperar, y entonces llega la marabunta que te arrastra al interior, a un granero iluminado con bombillas. Las diferencias se siguen viendo: Sony no deja que te sientes, tienes que verlo de pie.  La incomodidad es patente, pero entonces aparece Ellie en pantalla grande y vuelves a las nubes. Ya esperabas algo de The Last of Us 2 pero no esta dureza de imágenes ni ese despliegue tecnológico. ¿O quizás sí?

Ghost of Tsushima

Cuando intentas aclarar tus ideas, Sony te mueve a otra carpa y esta vez sí te dejan sentarte. Twitter te informa de que los que ven la conferencia desde casa están viendo entrevistas mientras esperan. El ritmo no es el mejor, pero te alegra ver que los demás jugones están tan perplejos como tú. De fondo, una pantalla enorme muestra un campo de flores. Ghost of Tsushima se presenta como una película a todo color de Akira Kurosawa, con escenas que recuerdan a Tekken.  Sony, lo has vuelto a hacer…Aunque eso de que nadie te cuente nada y ni siquiera aparezca Kojima para aclarar qué pasa en Death Stranding te deja un poco confuso. Quizá sí que estás en el yermo, después de todo.

Se trata de craftear

Es el momento de descansar y prepararte para lo que has venido hacer aquí, que es ir a la feria del E3. Te levantas al día siguiente lleno de energía, como Link después de dormir en una cama de calidad en lugar de las normales. Las ochenta rupias han merecido la pena. Sin embargo, tienes que tomar una decisión porque las actividades y la cantidad de salas a las que puedes asistir marea. Te metes en una y solo ves gente haciendo colas para probar juegos, logotipos de Playstation, Xbox, Switch, Bethesda y Ubisoft nublan tu visión. Es como si hubieras vuelto a entrar en el refugio. Aquí vas a encontrar a compañeros que te harán el camino más agradable y auténticos monstruos que arrasarán contigo para llegar a la cola del Resident Evil 2 Remake, donde puedes probar la demo del juego. Entre medias, un Mario y un Luigi con trajes caseros esperan a que Yoshinori Ono les firme un poster de Street Fighter V. Esta vez no has entrado a la demo porque la cola de tres horas ha dejado de admitir gente hasta dentro de un rato. ¿Cuánto? Pásate cada treinta minutos y prueba suerte. Pero no pasa nada, porque para tapar la demo y que nadie la vea sin hacer cola han construido una comisaría entera con un coche destrozado que esconde un zombi en el asiento trasero. Es un buen momento para hacerte unas fotos y probar suerte más tarde.

Los Ángeles

 

Al fondo, todos aquellos que quieren descansar un rato están sentados en el suelo, como cuando éramos pequeños y jugábamos a las primeras consolas de sobremesa, pero esta vez miran tres pantallas gigantescas proyectando partidas en tiempo real del nuevo Super Smash Bros. En ese momento te das cuenta de que falta algo: apenas hay tiendas o puestos de merchandising. Esta feria es gigantesca y todo está comido por pantallas, consolas y ordenadores, y las principales compañías y los desarrolladores independientes solo quieren que juegues.  Pero tranquilo, que tiendas hay y siempre hay tiempo de coger un recuerdo.

Yoshinori Ono

Tres días en la feria marean y llega un momento en que no sabes qué pasó dónde ni cuándo. Has jugado al Fifa 19 con un norteamericano que juega al contraataque; has peleado con Naruto  contra Goku para probar Jump Force; has llevado a Lara Croft a morir tantas veces que el resto de la cola para probar la demo ha empezado a mirarte mal. Y entre medias, uno de los desarrolladores de Control te ha hecho una demostración del nuevo juego de Remedy y te ha contado sus influencias artísticas. Es demasiada información, pero no quieres que pare, aunque no tengas más papel para apuntar los títulos que van a salir y en qué orden quieres jugarlos.

Kingdom Hearts III

 

Algunos juegos de la feria

Ninjala

Este juego de acción se ha comparado inmediatamente con Splatoon, y no es para menos. El arte del juego recuerda a la saga iniciada por Nintendo en 2015, pero sustituyendo las masas de pintura por bolas de chicle gigantescas. El espíritu del juego es muy similar, con batallas de tres minutos donde los personajes descargan su agresividad con armas inocuas como bates inflables o pompas de chicle. Sin embargo la jugabilidad se aleja demasiado de Splatoon.  La histeria y energía que despierta el shooter de pintura no se vislumbran en Ninjala con la efectividad que cabe esperar. Quizá una propuesta demasiado sencilla con unas reminiscencias a una franquicia tan sólida y nueva como es Splatoon puedan terminar jugando en su contra. No obstante, es un juego divertido, directo y rápido que, sin duda, puede traer horas de diversión a los amantes del multijugador competitivo.

Control

La desarrolladora Remedy, con 505 Games como editora, han presentado un juego de acción en tercera persona que se ha hecho un hueco entre los grandes esperados para 2019. Los creadores de Alan Wake o Max Payne vuelven a confiar en la fuerza de un buen guión, acompañada de una jugabilidad interesante que, aunque no sea rompedora, promete una interacción con el ambiente y la historia que pueden convertir el título en un clásico instantáneo.

La historia que nos presentan baila entre los géneros de la ciencia ficción, y la acción con toques de terror, aunque en ningún caso se trata de un survival horror. La acción nos lleva al Federal Bureau of Control, una agencia de policía ligada al mundo paranormal donde Jesse, la protagonista del juego, se ve obligada a asumir la dirección. Este momento es decisivo, puesto que con el puesto de Directora viene acompañado de un arma que cambia de forma, como se puede ver en el tráiler.

La acción se basa en poderes telequinéticos que permitirán a la protagonista a lanzar objetos a sus enemigos, e incluso levitar. Con un arte que recuerda a las obras de Escher o al Constructivismo ruso, Remedy plantea un juego para un solo jugador, donde las side quests y los secretos son la base que hará avanzar una historia nueva y donde el combate será protagonista. A esto hay que sumarle una mecánica de metroidvania, donde Jesse irá desbloqueando zonas a medida que consiga poderes y nuevas herramientas, de forma que el backtracking se impondrá para completar la aventura.

Jump Force

Este título de lucha ha sorprendido a todos en la conferencia de Microsoft. Tan cerca del lanzamiento de Dragon Ball FighterZ nadie esperaba otro título de lucha con personajes de Bola de Dragón como protagonistas. Sin embargo, la novedad e este juego es la mezcla de universos, como hemos podido ver en juegos de lucha clásicos, como aquel Marvel vs Capcom, o el propio Super Smash Bros. La diferencia aquí es que los personajes provienen directamente del mundo del anime, incluyendo a luchadores como Naruto o Light y Ryuk, de Death Note. La premisa promete para los fans del manga y el anime, pero el juego además propone una jugabilidad de combates de tres contra tres. Puedes cambiar de luchador en mitad de la batalla y pedir ayuda a uno de tus compañeros que puede distraer a un oponente o atacar directamente.

Jump Force

El apartado artístico llama la atención, ya que han huido del Cel Shading para ofrecer unos personajes con un acabado más realista. En el traje de Goku, por ejemplo, pueden observarse las costuras del kimono y la piel como si fuera un personaje humano, aunque el diseño básico es exacto al de la serie de Akira Toriyama. Los fondos, del mismo modo, son realistas, abandonando la idea de pelear en un anime o en un entorno de animación.

Así que es el momento de volver al refugio. Tienes que recuperar energía y prepararte para todo lo que se viene encima. Has resuelto algunas dudas, te has decepcionado con algunas respuestas y nuevas preguntas surgen en el horizonte. Pero Fallout 76 se ha confirmado como un multijugador gigante y eso te recuerda que no estás solo en el yermo. Hay un montón de moradores ahí fuera esperando a atacar, a cooperar, a construir y a destruir.  Vuelves a casa dejando el centro de Los Ángeles tras de ti y sólo puedes pensar en los juegos que van a salir, los que te quedan por jugar, los que tienes a medias y los que aún no conoces. Estás agotado, aturdido por todo lo que ha pasado, y sonríes pensando en echarte una partida cuando llegues a casa.

Textos del autor | Huffingtonpost

Artículo | Rafa Mata

Compartir: