Uncharted, el abismo de oro, explorando nuevos horizontes

Cuando Sony anunció su nueva consola portátil, PlaystationVita, una de las cuestiones de los usuarios era cuales serían los juegos que la acompañarían. Que mejor que ofrecer un nuevo juego basado en una de las franquicias más exitosas de la presente generación, como es Uncharted (Naughty Dog, 2007) Nathan Drake da el salto a la portátil de Sony con Uncharted, el abismo de oro (Bend Studio, 2012). La cuestión es saber si está a la altura de la saga.

Esta nueva historia llevará a Nathan Drake a explorar las selvas de Sudamérica en busca de nuevos tesoros y desafíos. Decir que cronológicamente los hechos tienen lugar antes del primer Uncharted, pero sin que sea una precuela con algún tipo de conexión. Como es habitual en la saga, estaremos acompañados de nuevos personajes como Chase o Dante, y también veremos algún viejo conocido. La trama tiene un buen desarrollo, con nueva mitología e historias y con unos enemigos dignos de las buenas aventuras. Destacar que el humor característico de la saga está presente en todo momento, con diálogos muy graciosos que muestran la química que hay entre los personajes.

Uno de los puntos fuertes de este título es su jugabilidad, más centrada en la exploración que en los disparos, y adaptada a las capacidades funcionales de PlaystationVita. Realmente Bend Studio ha sabido aplicar dichas características en el juego, con gran facilidad y sin que puedan parecer un problema para el jugador, ya que se asimilan de forma muy intuitiva y rápida. Hablo del sensor de movimiento, de las dos pantallas táctiles e incluso de la cámara. Así por ejemplo a la hora de saltar de una plataforma a otra con Nathan, con marcar con nuestro dedo el destino, el personaje saltará. También en la luchas cuerpo a cuerpo con enemigos nos aparecerá un QTE que deberemos de resolver dibujando las indicaciones que aparecen en pantalla. Está muy bien resuelto cuando tienes que juntar ciertas piezas de un puzzle y tienes que girarlas para que encajen a la perfección. Esta función lo hace más divertido, sin embargo tiene un “pero”, y no es otro que mientras en algunas cosas es algo opcional, como la parte de plataformas, en otras es una obligación, como al recargar el arma. Sinceramente había partes en las que me gustaba jugar de una forma más clásica y otras utilizando esta función, pero considero un error no dar la posibilidad de elección en todo momento al jugador. En cuanto a los sensores de movimiento, aparecen a la hora de apuntar con el rifle francotirador, hacer fotos con la cámara o al cruzar un simple tronco. La función de la cámara no os la comento porque fue una sorpresa muy grata y me llamó mucho la atención, aunque solo es un momento puntual.

Al igual que en todos los Uncharted, habrá tesoros y reliquias por los escenarios que deberemos descubrir. Pero en esta entrega hay muchísimas más, además de distintos desafíos, como tomar fotografías exactas de ciertos parajes y monumentos, o resolver pequeños puzzles. Un factor que me ha gustado porque alarga la aventura y la experiencia jugable mucho más, así como complementar la trama principal con datos muy curiosos.

El apartado técnico sorprende desde el primer momento. El juego luce muy bien gráficamente, asemejándose al primer Uncharted fácilmente. Visto esto solo me pregunto que si así es como se ven los primeros juegos de Vita, cómo se verán cuando sepan exprimir al máximo la máquina. El modelado y animaciones de los personajes principales y secundarios es muy bueno, los escenarios tienen mucho detalle y las físicas cumplen de sobra. Elementos como el agua o el humo me han dejado boquiabierto, sin embargo el fuego, a pesar de cumplir, me ha parecido mejorable. Pero no es oro todo lo que reluce y por eso el juego es algo más pasillero, sin grandes áreas con distintas alternativas. También peca de que casi todo el juego se desarrolla en la selva, no tenemos grandes cambios de escenario, y eso puede parecer repetitivo en contadas ocasiones, algo que tampoco desmerece en absoluto al juego.

La música se mantiene al nivel de la saga con piezas de tinte aventurero que le sientan genial, además de contar nuevamente con el tema principal de todas las entregas, imposible no tararear cundo estas en el menú del juego. El doblaje una vez más es impecable y los efectos de sonido cumplen.

Mencionar que esta entrega no cuenta con un multijugador como el que podemos disfrutar en Ps3.

Solo puedo quitarme el sombrero ante Bend Studio y este primer Uncharted que desarrollan, porque aunque tiene cosas mejorables, me he divertido y disfrutado mucho con esta nueva aventura de Nathan Drake. Una historia casi a la altura de las de Ps3, que lejos de defraudar a los fans de la saga, eleva aún más el potencial del universo Uncharted. 

 

Please follow and like us: