Twins of Evil

Drácula y las mellizas, Twins of Evil, genial cierre de la trilogía Karnstein

Twins of Evil

Título original: Twins of Evil

Año: 1971

Duración: 87 min.

Dirigida por: John Hough (La leyenda de la casa del infierno (1973), Los ojos del bosque (1980))

Que el título «Drácula y las mellizas» no te lleve a equivocación, «Twins of Evil» es una gran película

***La crítica contiene spoilers***

Antes de hablar de Twins of Evil, o como mal se tituló en España Drácula y las mellizas, quiero comentar mi ciclo personal que estoy realizando de la Hammer.

La Hammer empezó su ciclo de horror con «La maldición de Frankenstein (1956)«, película que recuerdo haber visto de pequeño, pero que no tardaré en re-visionar cuando acabe el ciclo de vampiros.

Es posible que lleguen más textos sobre las producciones de Hammer. A pesar de ser películas que se le pueden ver las costuras a día de hoy, a unas más que otras, ha despertado una fascinación personal como pocas en mí.

No se que tendrá la Hammer, pero sus películas enganchan. Además no tienen un metraje excesivo, siempre es bastante conciso y no hay relleno, por lo que se disfrutan más; lo bueno si breve, dos veces bueno.

Que el el título de la película sea Drácula y las mellizas en España creo que es por hacer la película más comercial, pero es totalmente un engaño. Ni sale Drácula, en esta saga no está, ni hay mellizas, son gemelas.

En cuestión de cronología esta es la tercera película de una saga iniciada en 1970 con «Las amantes del vampiro» de Roy Ward Baker, otra de las entregas destacadas, ya no dentro de esta trilogía, sino de la propia Hammer.

Lujuria para un vampiro de Jimmy Sangster queda relegada al último puesto, según mi criterio. La trama es peor, los personajes son más insulsos y los desnudos, porque esta saga se la conocía dentro de la Hammer por contener desnudos, son muy gratuitos.

Twins of Evil es una gran película del género. Creo que incluye todos los temas que se solían tratar en las películas vampíricas de la Hammer, pero muy bien entremezclados y con unos personajes con una mayor profundidad.

Peter Cushing se lleva el mejor personaje de la película y sin duda da la mejor actuación. Es la estrella más publicitada, dado que su nombre presenta el inicio de la película, pero también es lo más destacado de esta película.

A destacar también el papel de las gemelas, Mary Collinson y Madelaine Collinson, creo que su actuación destaca también por encima del elenco de actores, presentando muy bien la dualidad de cada una de ellas; el bien y el mal.

También me parece una de las entregas que mejor maneja los entornos reales y los decorados, estando estos últimos a un muy buen nivel.

La fotografía de Dick Bush también ayuda a sacarles el mayor partido posible, con encuadres que casi no presentan vacíos, todo muy recargado, y hacen que los decorados se vean majestuosos.

Hay escenas dentro de la película bastante impactantes y que definen muy bien la buena cinematografía que había dentro de las producciones de la Hammer.

Además esta nueva entrega de la saga Karnstein, la familia central en la que se basa toda la saga, se trata de forma más convincente y con mucho mejor trasfondo el bien y el mal y el puritanismo y el libertinaje.

También es curioso que esta trilogía destaca por ser más sexual, mostrar más desnudos, estando estos últimos muy reducidos en Twins of Evil y no siendo tan gratuitos como en la anterior entrega.

Eso sí, es la entrega que presenta más sensualidad con las sobrinas de Gustav Weil (Peter Cushing), tanto plano de escote llega a cansar en ciertos momentos, y más violencia o gore.

La decapitación final es bastante convincente y está muy bien rodada, pese a los recursos con los que contaban.

Como decía al comienzo de este artículo, estoy haciendo un repaso por la saga vampírica de la Hammer, habiendo visto las ocho primeras entregas del Drácula de Christopher Lee y esta trilogía de la familia Karnstein.

De momento mis preferidas son Drácula (1958), Drácula vuelve de la tumba (1968), sorprendentemente Drácula 73 (1972) me gustó mucho. Esta Twins of Evil (1971) me parece la mejor de la trilogía Karnstein.

Quiero destacar que todas ellas son grandes películas, dentro del género que representa, y que recomendaría al fan del cine de vampiros.

Compartir:
Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en «Aceptar» en el banner

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar