Resident Evil 6 bajo lupa

Primeras y completas impresiones con Resident Evil 6 de Capcom, la nueva, y polémica, entrega de la saga.

Hace poco tuve el placer de reunirme con un grupo de amigos para catar el nuevo Resident Evil 6 (Capcom, 2012). Y la verdad es que me encantó desde el principio, empezando por la música de entrada del menú principal, pasando por la trama atrayente e impactante, así como por la cantidad inmensa de enemigos y armas, y terminando con los impresionantes finales de cada campaña. Y es que, señores jugones, hablamos de un juego increíble de principio a fin.

¿Qué nos ofrece este nuevo Resident Evil?

Ahora pasamos a resumir algunas de las características de esta joya, para que podáis juzgar por vosotros mismos.

Un estilo diferente

En el modo campaña nos encontramos ante tres historias diferentes, cada una enfocada desde el punto de vista de un personaje mítico de la saga: Leon, Chris y Jake. Cuando terminamos todas, se desbloquea una cuarta trama, la de Ada Wong.

En las tres primeras campañas podemos elegir entre dos jugadores, por si queremos echar partidas a pantalla partida, cosa que nos sorprendió e hicimos con mucho gusto. En la cuarta disponemos de una china de armas tomar, Ada Wong, personaje enigmático, que conocimos en RE2. Existe la posibilidad de jugar en un cooperativo de cuatro personas, cuando se cruzan las historias de los personajes, compartiendo la partida con otras dos personas que estén en ese mismo punto, online.

Como podéis ver, no se trata de la típica pantalla dividida. Cada una de las pantallas del jugador se encuentra en un encuadre diferente, lo que aporta un estilo diferente y permite diferenciar con mayor facilidad cuál es tu pantalla.

Caminos diferentes, historias entrelazadas

En la campaña de Chris Redfield nos dirigiremos a China para impedir un ataque antiterrorista y detener a Neo-Umbrella. Nuestro fiel compañero será Piers Nivans, uno de los personajes más entrañables (y guaperas). Aunque sea más joven que Chris, a veces será el único que le ayude a razonar para que no cometa ninguna imprudencia. Para colmo de males Chris ha perdido la memoria, pero lo único que sabe a ciencia cierta es que debe vengarse de alguien.

Chris y Piers antes de dar caña

Chris ya no tiene ese aspecto de culturista adicto a los batidos de proteínas. Y es que en RE5 nos habíamos topado con un personaje dopado hasta las trancas. Sus brazos parecían piernas de oso. En RE6 sus bíceps se han visto reducidos en tamaño y grosor. Chris presenta ahora un aspecto saludable, sin parecer una bestia parda. Sin embargo, sus mecos siguen siendo igual de efectivos.

En la segunda campaña, Leon Kennedy irá acompañado de Helena Harper, una agente con un papel crucial en la trama y las ideas muy claras. Leon deberá vengar la muerte del presidente de los EE.UU., asesinado al pretender destapar la relación entre Umbrella y los sucesos que tuvieron lugar en Raccoon City.  Empezamos la campaña en la Universidad Ivy, donde también se ha propagado el virus C.

Por último, la campaña de Jake Muller y Sherry Birkin es una de las más interesantes. Jake es un mercenario que lucha contra la república de Edonia. Para obtener fuerza sobrehumana, el equipo de mercenarios se inyecta dosis de Virus C, lo que les provoca mutaciones. Sin embargo, Jake permanece estable. No hay cambios en su forma de pensar o actuar. No le crecen cinco ojos más. Él sigue siendo el terror de las nenas.

Chris enseñando antebrazo

Su compañera en esta campaña, Sherry Birkin, ha sido enviada a Edonia por el gobierno de los Estados Unidos en una misión contrarreloj: encontrar la cura contra el Virus C. Y los anticuerpos presentes en la sangre de Jake Muller son los únicos con los que se podrá sintetizar un remedio. Jake expondrá sus condiciones y Sherry accederá a ellas.

Aunque sea un único juego, opinamos que cada campaña forma un pequeño Resident Evil independiente. Cada una dispone de sus características: en la de León se incluyen más rompecabezas. También se busca recoger la esencia de las antiguas entregas, aunque sin volver al survival horror. La campaña de Chris está básicamente enfocada a la acción, pero eso no quita que no provoque pavor en momentos puntuales.

Por su parte, la campaña de Jake es una de las más originales. Nos pasamos el juego con el Ustanak en los talones. Este mastodonte es como un hermano para personajes como Tyrant o Nemesis. Vemos cómo Sherry hace uso de sus superpoderes, nos reímos con los comentarios cachondos de Jake…

Toca elegir personaje: Leon o Helena

Y es que enamora, porque es un juego repleto de detalles, de infinidad de referencias para los jugones. Por ejemplo, a Resident Evil 2. En la campaña de Leon nos veremos sitiados en una armería rodeada de muertos vivientes, cosa que también ocurre en RE2. Este tipo de guiños sacian nuestro apetito jugón.

Al final de cada pantalla se nos enumeran nuestras hazañas. Atención, se tiene en cuenta hasta el más mínimo detalle: tiempo, precisión, logros, emblemas encontrados, animales asesinados y otras acciones específicas de cada pantalla. Así, se nos calificará con nota diferente y se nos premiará por un buen rendimiento con un sinfín de elementos desbloqueables.

A base de puño y arma

Cada uno de nuestros personajes dispone de unas armas características: Leon puede llevar dos pistolas, Helena porta una escopeta llamada Hydra, Chris dispone de un machete descomunal (¿Buscará compensar algo?), Jake (el terror de las nenas) va a puñetazos, Sherry mete descargas con su porra eléctrica, Piers atraviesa cerebros zombis con su rifle francotirador y Ada Wong juega al Duck Hunt (Nintendo, 1984) con su ballesta. Eso sí, a lo largo del juego también encontraremos armas que podrán ser utilizadas por ambos jugadores. Con algunas de ellas incluso podemos hacer movimientos especiales. Por ejemplo, si llevamos un arma con bayoneta podremos ensartar a nuestro enemigo.

A Jake le bastan los puños

También cabe decir que cada personaje dispone de unos movimientos, unos combos y unos “fatalities” distintos: Chris es el más bestia, Leon aboga por las patadas, Helena hereda movimientos del Rey Misterio y Jake defiende el krav magá. Los desarrolladores nos aseguran que, en el caso de quedarnos sin munición, podremos repartir leches a diestro y siniestro sin perecer en el intento.

Los ataques cuerpo a cuerpo resultan imprescindibles y letales en esta entrega. Si se nos acerca un zombi cabreado con un palo, podemos desequilibrarlo con un tiro en la pierna para luego acercarnos, despojarle del objeto contundente y golpearle con él.

Nueva interfaz, nuevo inventario

La interfaz de juego es diáfana. Disponemos de nuestra barra de vida, dividida en cuadrados, en la parte inferior izquierda o derecha (según nuestro gusto). Para abrir el menú (cuyo diseño cambia según el personaje) basta con presionar el triángulo. La cruceta a la izquierda y derecha resulta el perfecto acceso directo a armas, mientras que la cruceta arriba y abajo nos lleva a nuestro arsenal de bombas, bombas con temporizador, granadas y espráis de vida.

Un inventario muy ordenado

Asimismo, también se nos muestra una barra de cansancio que disminuye conforme realizamos ataques cuerpo a cuerpo. Cuando te ves rodeado, no hay nada que te haga más gracia que ver cómo tu personaje, extenuado, se dedica a empujar cariñosamente a los zombis.

Para curarnos, además de los “desodorantes”, tenemos las plantas, que se toman ahora como si fueran Smints. Estas plantas se van almacenando en el inventario, cuya capacidad máxima depende de cada personaje.

Juégalo otra vez, Sam

El juego está repleto de elementos para desbloquear (chapas, figuras, documentos, trajes, pantallas, campañas), lo que multiplica el tiempo de juego y la diversión del coleccionista jugón.

Por su parte, las chapas se convierten en el nuevo identificador para nuestro perfil online en PS3. Se obtienen al realizar campañas y conseguir logros. Así, podremos llamarnos “Soy Leyenda” cuando nos pasemos el juego en modo profesional y respaldar nuestro mote con el logro correspondiente.

La nueva forma de identificarse como veterano en RE6

También podemos encontrar, si miramos bien, emblemas azules a lo largo de las campañas. Se conocen con el nombre de “emblemas de serpiente” y debemos coleccionarlos a medida que jugamos. Cada vez que conseguimos un emblema, desbloqueamos figuras y documentos que nos explican el funcionamiento del virus C y desarrollan la historia.

Asimismo, existen muchas habilidades por obtener, tanto en modo campaña como en caza de agentes. Este modo de juego online consiste en volvernos el B.O.W, J’avo o zombi de turno. Será nuestra obligación matar o, por lo menos, fastidiar a los protagonistas.

Multitud de enemigos

La variedad de enemigos ha aumentado respecto a entregas anteriores. Los J’avos, creados a partir del nuevo Virus C, sufren mutaciones increíbles si sus deformes cuerpos reciben un daño excesivo. Se convierten en crisálida y luego reviven con más fuerza y el triple de ganas de hacer pupa, transformados en animales como lagartos o mariposas. Algunos son exclusivos de cada campaña, por lo que tendrás que jugar a todas para conocer a esta gran familia.

Nuestro querido amigo Ustanak

Se caracterizan por tener varios ojos, malformación que les lleva a utilizar máscaras para no destacar entre la multitud. Espero que ninguno sea miope, ya que unas gafas graduadas J’avo & Gabbana deben de salir por un pico.

Los zombis, sobre todo en la campaña de Leon, vuelven a tener un papel preponderante en el juego. Su campaña nos hace recordar las primeras entregas de la saga.  Siguen siendo los enemigos más enclenques, pero en gran número pueden hacernos pasarlo mal. Sobre todo si llevan armas o disparan como locos.

Nunca nos mirará con buenos ojos

Tampoco podemos olvidarnos de nuestro querido Whopper, un enemigo con un nombre de lo más apropiado. Es un zombi orondo y barrigudo con ganas de zamparnos de un bocado. Le cogeréis cariño.

También tenemos a nuestro querido Ustanak, un B.O.W. con una trágica infancia (sólo así se explica su mala leche). Es un gigante que emplea diferentes mecanismos en uno de sus brazos para hacernos sufrir. Dispone de una garra que puede lanzar para atraparnos, entre otros artilugios de tortura.

Modo mercenarios: let’s kick ass

Este modo que ya apareció en el RE5 (y en juegos anteriores de la saga) vuelve con más fuerza que nunca. Como podéis ver en la imagen, podemos jugar solos o acompañados. Siguen existiendo esferas temporales para alargar este modo de juego y sumamos puntos y tiempo si nos convertimos en máquinas de matar zombis. Este modo también presenta jugosas recompensas por desbloquear y cada personaje emplea unas armas distintas para conseguirlas.

Menú del modo mercenarios

Los primeros tres personajes disponibles en mercenarios son Jake, Chris y Leon. Empezamos solamente con una pantalla. Tranquilos, ya que obtendremos más conforme nos pasemos campañas e iremos desbloqueando personajes y trajes conforme obtengamos rangos altos.

Otra de las características del mercenarios es la partida dúo, un modo online en el que debemos unirnos con algún amigo para derrotar hordas de zombis.

ResidentEvil.net: exprime tu RE6 al máximo

Por si todo lo anteriormente mencionado fuera poco, se ha creado una red de jugones para este juego. Tan solo necesitamos conectarnos a Internet y vincular nuestra partida de Resident Evil 6. Una vez dentro, podremos ver y comparar nuestras estadísticas y récords con los de nuestros amigos (el cotilleo llega a Resident Evil, señores). Asimismo, podremos ver si están conectados y jugar con ellos.

También, si nos superan el récord del mercenarios, lo veremos en pantalla incluso mientras jugamos, así que el afán por superar a los colegas será legendario. Asimismo, podremos colgar nuestras derrotas en Facebook o Twitter para escarnio público y  fardar de tus logros fuera de casa con la aplicación para Smartphone.

Otra de las ventajas de estar conectado consiste en participar en competiciones (como matar 10.000 zombis en compañía de otros jugadores) y obtener regalos exclusivos (trajes únicos). Puedes incluso leer la sinopsis de lo que lleves jugado y los documentos que tengas actualmente en tu poder. Así que no lo dudéis y pasad a formar parte de la comunidad zombi.

Una saga que no se estanca

Podemos decir que este juego ha apostado por la diversidad al ofrecernos cuatro campañas diferentes. No sabemos si este movimiento ha sido ideado para contentar a todos o se ha hecho por indecisión. Lo que tenemos todos muy claro es que a nosotros nos encanta. Cuatro campañas aportan mucha diversidad al juego. Además, después de éstas tenemos vicio para rato. Internet y un porrón de logros, personajes y habilidades por desbloquear… Sin olvidarnos del modo mercenarios y la caza de agentes.

Un zombi furioso pretende apagar nuestra vida con un extintor

Además, los personajes tienen carisma, un objetivo y algo especial, mientras que la interfaz permite ponerte a jugar desde el primer segundo de juego, sin olvidar que la dificultad es regulable. Puede ser un paseo o convertirse en un infierno insufrible repleto de zombis.

En resumen, jugones…

Hemos visto un cambio de jugabilidad con respecto a anteriores entregas, más ambientadas en el terror. RE6 está prácticamente pensado para dar caña, con mucha más munición que en RE5, más enemigos, más movimientos y más Quick Time Events.

Es la perfecta introducción a la saga Resident Evil, aunque haya cambiado tanto desde la primera entrega. Así que, tanto si acabáis de llegar a la saga como si estáis más que curtidos en esto de combatir contra la plaga zombi, apuntar a la cabeza y truncar los maléficos planes de Umbrella, no dudéis en echar una partida a Resident Evil 6.

Please follow and like us: