La desdicha de la misión 46 de The Phantom Pain

Ha pasado tiempo del lanzamiento de The Phantom Pain y de haberlo completado, pero el título aún resuena en mi cabeza y sobre todo la misión 46.

Compartir:

Este texto contiene SPOILERS que estropean la experiencia de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain. No continúes leyendo si no has disfrutado de la obra de Hideo Kojima de principio a fin, incluido, como es evidente dado el título de esta entrada, la misión 46.

The Phantom Pain
“¡Qué la leyenda vuelva a la vida!” – Ocelot

La dichosa misión 46 de The Phantom Pain, odiada por muchos y completamente incomprendida por la práctica totalidad de los que han jugado el juego, o al menos esa es mi opinión (que nadie se enfade y lea el texto). El porqué de esa misión, y su mensaje al jugador, tiene más sentido después de la elección de esconderla y no dejarla al alcance de cualquiera. La misión 46 engrandece aún mas su sentido y su mensaje, una vez que el jugador descubre que acceder a ella no es tan “sencillo”, y queda demostrado al ser la única misión de todo el juego a la que se accede de una forma “diferente”.

Los secretos en los videojuegos son bien y en The Phantom Pain aún más

Nadie pone en duda que Hideo Kojima tiene una forma especial de tratar sus obras, dotándolas de miles de guiños, secretos y detalles al alcance de aquellos que ponen el suficiente interés en sus juegos. La saga Metal Gear Solid está cargada de secretos de este tipo, igual que sucede en esta nueva entrega y última de su creador. Pero sin duda The Phantom Pain a introducido uno de los mejores “secretos” de la saga o al menos uno de los más emotivos para todo fan que se precie de Metal Gear Solid.

Cuando comenzaron a publicarse los análisis de The Phantom Pain, muchos de ellos hacían mención a la misión 46 como si se tratara de una misión secreta, que la propia Konami no quería dejarles jugar o probar. Mencionando en algunos de ellos que se trataba del final real de The Phantom Pain, al menos es el final que da sentido a la historia, y que no había sido accesible para la prensa por evitar posibles spoilers, en parte esto último con algo de razón. Si no desbloqueas esta misión puedes ver el final de uno de los personajes del juego, Quiet, pero seguirás teniendo muchas dudas de como este título se encadena con el primer Metal Gear de MSX.

The Phantom Pain guía oficial
Una vez más ocultar la misión 46 en la guía deja patente su importancia y suscita mayor interés por desbloquearla.

Incluso en la guía oficial del juego, la cual tengo, se anuncia el método para conseguir desbloquear esa misión, mencionando cierta página de la guía, y donde lo único que obtienes al ir a esa página indicada es que los creadores de la guía no pueden desvelar como desbloquear la misión, ya que Konami no les ha dado datos sobre ello. Justo igual a como dijo la prensa en los análisis de The Phantom Pain. Quizás porque era la única información que había en ese momento sobre la misión 46 y con toda la intención.

A los pocos días de estar el juego en las tiendas circulaba por Internet el método que había que seguir para poder desbloquear la misión 46. Una serie de requisitos, algunos de ellos inalcanzables si no querías dedicarle muchas horas al título, pero que en realidad son totalmente innecesarios muchos de ellos. Estos requisitos crearon confusión entre los que realmente querían acceder a la misión y aún no se les había desbloqueado, creando una situación de impaciencia en el jugador por conocer el final real. A un servidor no le costó nada acceder a esa misión 46, es más, esta llegó sola y sin tener que hacer nada especial. Pero conozco otros jugadores que sí les costó acceder a la misión y que esto les creó bastante frustración.

Si Konami o Kojima ponen tanta intención en ocultar el final es por muchos motivos y todos ellos buenos

The Phantom Pain - Venon Snake
“no, hay otra… OUTER HEAVEN” – Venom Snake

El primero de todos y el más evidente, es por conseguir que el juego llegue al máximo número de jugadores sin que estos vean estropeada su experiencia por un SPOILER involuntario, o no involuntario. Ni la prensa tuvo acceso a la misión 46; algo que en realidad no creo que estuviera bloqueada para ellos, sino que no consiguieron desbloquearla, quizás por una forma de jugar algo “erronea”. The Phantom Pain es un juego al que hay que dedicar muchas horas, el mayor número de horas dedicadas a un juego de toda la saga y muchos análisis se escribieron y publicaron sin jugar las horas necesarias.

Otro motivo, este como consecuencia del primero, es por el mensaje oculto que hay en esa misión 46, o los mensajes ocultos. El primero de ellos es desvelar que Venom Snake no es Big Boss y nunca lo ha sido, sorprendente para el que no se diera cuenta antes, aunque hay muchos mensajes a lo largo del juego que evidencian esto y que puede llevar a muchos a conocer el final antes de que el juego se lo presente. Este final a su vez conecta, de forma bastante sutil e inteligente, con el primer Metal Gear de MSX (aunque en las anotaciones que salen en los créditos se deja bastante claro todo). Hasta incluso han metido un ordenador MSX en la escena para dejarlo aún más claro.

Pero sin duda el motivo más mayúsculo o el que da más sentido a ocultar esta misión 46, es el mensaje al jugador, al fan de Metal Gear. Ese momento en el que Kojima rompe la cuarta pared, una vez más, y habla contigo, con el jugador. Es el mensaje de despedida de Kojima de la saga y de todos sus fans, los que hemos disfrutado de todos sus juegos. Kojima deja en tus manos la labor de ser Big Boss, es más, te ha dejado esa labor a lo largo de todo el juego y sin que lo supieras (o sí, si eres un poco avispado) dándote a entender que gracias a tu ayuda The Phantom Pain conecta con el primer juego de la saga. Gracias a tu ayuda el verdadero Big Boss puede escapar de sus enemigos y crear Other Heaven. Y gracias a tu ayuda, como jugador, esta saga es lo que es hoy en día y ha llegado hasta donde ha llegado. Kojima se despide de todos sus fans, de una forma tan emocionante, emotiva y única, que quedará grabada en tu mente para siempre.

The Phantom Pain - Big Boss real
Parte de la escena final de The Phantom Pain; una imagen que no revela nada para el que no ha jugado al título y que a su vez revela todo para el que sí lo ha hecho.

Es por todo esto por lo que el motivo de esconder la misión 46 cobra su total sentido. Si has disfrutado de la obra como merece o como realmente ha sido diseñada, jugarás al juego y desbloquearás esa misión sin ningún esfuerzo. Si has dedicado tiempo ha realizar misiones secundarias, a mejorar la Mother Base, a entablar amistad con Quiet, DD o incluso el caballo. Has escuchado las cintas importantes para entender la historia (las marcadas en amarillo) y en definitiva, has dedicado esfuerzo al disfrutar del juego, la misión aparecerá sola como recompensa a todo tu esfuerzo.

Hablando con otros jugones que han jugado al juego y les ha costado desbloquear esa misión, me he dado cuenta de que no habían dedicado tiempo a la Mother Base, no habían escuchado las cintas importantes, no habían realizado misiones secundarias (o quizás demasiadas genéricas y no las importantes) o no habían completado objetivos secundarios de las misiones principales. En definitiva, no había disfrutado de The Phantom Pain como el título merece y por ello esa misión no se había desbloqueado. No tenían su recompensa, no iban a ser conocedores del final real de juego y del mensaje de Kojima. Al menos no de momento.

Es por todo esto por lo que la misión 46 es tan grande: es importante para el juego, para la saga, y tiene todo el sentido del mundo que sea un secreto. Me parece una decisión brillante e inteligente, al alcance de muy pocos desarrolladores. Sea la idea de quien sea (es posible que no sea idea de Kojima) es una decisión única y que da personalidad al juego. En otro momento os hablaré de otra muestra de genialidad, esconder a Paz Ortega en la Mother Base y no darte ninguna pista de ello; excepto un cameo en el resumen del Episodio 2, que se muestra al finalizar el primero y que te deja con la boca abierta si no has dado con ella aún.

The Phantom Pain puede gustar más o menos a los fans de la saga, puede incluso cabrearles por no ser lo que esperaban, pero sin duda, es una obra maestra. Para un servidor la definición de obra maestra es: “una obra que marca un cambio en la industria e influye a otras obras venideras”. De eso en The Phantom Pain hay mucho, sino que se lo pregunten a Uncharted 4 y Naughty Dog, juego con el que ya se compara en sus mecánica con The Phantom Pain.

https://youtu.be/AlHAkMP02zY?list=PLfseE3JLZwXxnLrD6AiNHxgWfMrH9yrsV

Compartir: