Killzone Shadow Fall, guerra de razas

KILLZONE_SHADOW_FALL_ANALISIS_PLAYSTATION4_DDuJ

Sony nos presenta su consola de nueva generación Playstation 4 y con ella los primeros títulos que la acompañan. Uno de estos títulos es Killzone Shadow Fall (Guerrilla Games, 2013), apuesta segura de una franquicia de éxito entre los seguidores de Playstation y la ciencia ficción. Recordemos que es un título de lanzamiento y esto siempre tiene sus cosas buenas y también malas.

La aventura tiene continuidad 30 años después de los acontecimientos de Killzone 3 (Guerrilla Games, 2011). El planeta Helghan está devastado por la guerra, las muertes del conflicto se cuentan por millones y los Helghast supervivientes encuentran refugio en Vektan gracias a las fuerzas de la ISA. Un enorme muro separa las dos naciones, lo que no evita las crecientes tensiones entre ambos bandos, además de la aparición de grupos terroristas que hacen que las relaciones estén a punto de estallar. Nosotros encarnamos al Shadow Marshal Lucas Kellan, una división especializada encargada de supervisar la paz a través de la actuación en las sombras para evitar ataques terroristas. La historia es aceptable, pero a la mitad del juego sufre un bajón en cuanto a ritmo y aunque tiene algunos momentos muy buenos no llega a sorprender del todo, siendo lo mejor el final. Cuenta con algunas cinemáticas entre capítulos y cuando siempre sale nuestro protagonista, éstas se desarrollan en primera persona,trasladando al jugador a un mayor grado de inmersión, lo que es positivo. Sin embargo, en ocasiones la narración se vuelve algo liosa.Mencionar que aparecen algunos personajes secundarios, como Sinclair y Echo, muy interesantes que nos aportan distintas formas de ver el conflicto.

KILLZONE_SHADOW_FALL_ANALISIS_PLAYSTATION4_2_DDuJ

Uno de los apartados que más me han sorprendido en este Killzone es la jugabilidad, que supone una vuelta de tuerca respecto a lo que nos tenían acostumbrados los chicos de Guerrilla. En esta ocasión no todo es avanzar y disparar a lo loco. Por supuesto disfrutaremos de estos momentos pero también tendremos muchas pantallas de infiltración y sigilo. Nosotros decidiremos como queremos afrontar algunas situaciones, bien sin ser detectados o disparando a diestro y siniestro. Los niveles cuentan con multitud de cámaras de seguridad y torretas de vigilancia que pueden alertar de nuestra presencia. Además las fuerzas Helghast en cuanto nos detecten correrán a activar la alarma y pedir refuerzos, aumentando el nivel de dificultad notablemente y es que jugando en difícil hay situaciones que me han costado bastante. Otra de las novedades es la inclusión de misiones secundarias que surgen durante el desarrollo de la partida y las cuales podemos atender o no. Además están los típicos documentos, publicaciones, archivos de audio y cómics que deberemos de encontrar en los amplios escenarios y que proporcionan información muy valiosa y útil para entender en su totalidad la trama. Mi recomendación es intentar conseguir todos estos items para enriquecer la experiencia, eso sí, no es nada sencillo y supone todo un desafío. Para superar los niveles también contamos con nuevos elementos como un echo electrónico que escanea el entorno, marcándonos durante un breve periodo de tiempo los enemigos, torretas y armas que hay en el escenario, no así los documentos, archivos de audio y otros items, de ahí la dificultad de encontrarlos. Sin embargo, si presionamos el echo durante mucho tiempo emitirá un sonido que alertará a los enemigos, por lo que debemos de controlar bien el uso del dispositivo.

Sin lugar a dudas el elemento más destacado jugablemente es la incorporación de un pequeño robot volador conocido como “Búho” y que incorpora distintas funciones. Con el podemos lanzar una tirolina que nos permite desplazarnos de un punto a otro, atacar a los enemigos con fuego de apoyo, crear un escudo para protegernos, hacer que provoque una descarga eléctrica que deje a nuestros enemigos sin defensas, iluminarnos en la oscuridad, piratear terminales y alarmas e incluso nos puede revivir en pleno combate. La autonomía del Búho es limitada y si sufre daños más aún, por lo que tendremos que esperar a que se recargue su batería y se repare. Un elemento muy útil para afrontar las situaciones que aporta frescura y variedad al desarrollo de las misiones. La selección de sus características se realiza desde el touchpad del Dualshock 4 de forma rápida e intuitiva. En cuanto a la vida de nuestro protagonista es un sistema híbrido entre la regeneración automática de salud y el uso de botiquines, aquí conocidos como adrenalina, que podemos gastar y ademas de proporcionar vida nos introduce en un modo a cámara lenta durante breve tiempo. Como no puede ser de otra forma contamos con un arsenal muy amplio y variado. Fusiles de asalto, metralletas pesadas, lanzacohetes, pistolas, rifles francotirador, recortadas y muchas más armas que nos facilitaran el trabajo. Algunas de estas armas también disponen de funciones secundarias como lanzagranadas o disparos de largo alcance. Mención a los espectaculares ataques melee, así como a la combinación de saltar sobre un helghast con un cuchillo y luego lanzárselo a otro que esté cerca.

 KILLZONE_SHADOW_FALL_ANALISIS_PLAYSTATION4_3_DDuJ

Desde luego este Killzone entra por los ojos desde el principio y es que gráficamente Guerrilla vuelve a hacer un gran trabajo. Es un título con muchos detalles muy bien definidos, como los efectos de partículas en las chispas y explosiones, el humo de nuestra arma al disparar y los efectos del agua y el fuego. Con lo que me quito el sombrero es con la iluminación. Los puntos donde esta se ubica crean sombras y reflejos, como los de los pasillos de aluminio, baldosas, cristales e incluso en la sangre de los cadáveres, muy realistas. El diseño y modelado de los personajes raya a un gran nivel, sobre todo en los principales, y cumple bien en otros más genéricos. Se mantiene dicho nivel con el diseño de las armas y el búho. Las texturas cumplen en su mayoría, siendo la de las ropas de los personajes las más cercanas a la realidad. La IA enemiga en líneas generales cumple pero no sorprende tanto como en otros títulos de la franquicia, lo que provoca que en ocasiones veamos algún soldado por ahí perdido que no se entera de la masacre que acabo de perpetuar.

La dirección artística de los niveles es muy buena ofreciendo distintas atmósferas, así como el uso de distintas paletas de colores en función de donde nos encontremos en cada momento. La diferencia de los colores vivos y llamativos de las zonas de Vektan contrastan con los tonos más grises y oscuros del lado Helghast, transmitiendo sensaciones muy diferentes. Aunque el diseño de niveles con escenarios más amplios, distintas localizaciones y con variedad de rutas en general es bueno, sí que nos encontramos con ciertas pantallas que necesitarían estar más pulidas. Estas partes rompen con el ritmo del juego en momentos que se suponen son frenéticos y de acción rápida. Por sacar algo más de punta decir que hay algunos dientes de sierra en sombras y también algo de popping en algún que otro elemento del entorno. Nada que desluzca el nivel técnico del juego.

El apartado sonoro es sobresaliente con detallados efectos de sonido en las armas, robots, nuestros pasos, vehículos y otros elementos del entorno. La música es muy buena aunque no suele estar presente en todo momento, sonando más a menudo cuando somos detectados y atacados por el enemigo. En su mayoría es una música ambiental de tintes industriales y electrónicos que nos meterá de lleno en la acción. El doblaje es notable, como nos tienen acostumbrados las localizaciones de Sony. Lo único que a veces está algo desincronizada la voz con los labios de los personajes.

KILLZONE_SHADOW_FALL_ANALISIS_PLAYSTATION4_4_DDuJ

Después de algunas partidas el multijugador se vuelve muy adictivo. Es rápido, fluido, entretenido y ofrece muchas y variadas posibilidades. Los modos de juego son los habituales como deathmatch por equipos, individual y cumplir objetivos. Los mapas son variados, para todos los gustos y su número llega a diez, aunque desde guerrilla prometen nuevos mapas gratis para el futuro. A diferencia de otros títulos similares, en Killzone Shadow Fall tenemos todas las clases, armas y habilidades desbloqueadas desde el principio, lo que hace que las partidas sean más igualadas. En cambio hay ciertos aspectos como distintas mirillas para un arma, añadir disparo secundario y avatares de nuestro perfil que están bloqueados. La forma de conseguir estas características es a través de superar una larga lista de desafíos durante las partidas, como ganar x rondas, matar a x enemigos con cierta arma o a cubierto, entre muchas otras. Disponemos de tres clases a elegir, asalto, apoyo y explorador, todas ellas con sus características propias como por ejemplo reanimar a un compañero, poner una torreta o llevar un búho con fuego de apoyo. Las posibilidades de personalización son muy altas en la configuración del equipo de nuestro personaje y dicha personalización se extiende en la creación de partidas donde las podemos poner con las normas que queramos. Un buen añadido para extender la experiencia jugable.

Sello de calidad DDuJHabrá jugadores más clásicos de la franquicia a los que no les gustará, habrá jugadores que vienen del pc que no les sorprenderá tanto, pero a mí me parece una evolución lógica y necesaria tanto en mecánicas jugables como técnicamente. Con algo más de tiempo y puliendo ciertas partes del juego tendríamos un título más redondo. Aún así, Guerrilla se arriesga con su buque insignia y se reinventa en un título notable, entretenido, variado y único en el universo de la saga.

Compartir:
Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en «Aceptar» en el banner

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar