Resident Evil 2 Remake

La duración de los videojuegos, una de sus mayores controversias

¿Existe la duración perfecta para un videojuego? Es una pregunta que nos hacemos siempre y que es muy difícil de contestar. Voy a intentar ofrecer varios punto de vista.

Compartir:

Hoy he leído un articulo en MundoGamers, página que recomiendo, en el cual se habla sobre la duración de Resident Evil 2 Remake, se hace una pregunta en el título y se matiza en el artículo: “¿Cuánto creerán los nuevos jugadores que va a durar la campaña de Resident Evil 2 Remake?”.

Lo cierto es que muchos nuevos jugadores, que no han jugado ni terminado nunca el original Resident Evil 2, pueden llevarse una tremenda decepción cuando terminen el remake que prepara Capcom; si esta ha respetado la duración del original, sin alargar la nueva apuesta de manera artificial. Sinceramente creo que sumar horas a la experiencia original de Resident Evil 2 sería un error, ¿o quizás no?.

A veces es mejor bueno y breve

No creo que exista la duración perfecta para un videojuego y una cantidad de horas exactas que haga que la experiencia mejore, sino más bien una duración que se adapte a lo que propio desarrollador quiere ofrecer. Aunque esto es muy difícil de matizar.

Por hacer un paralelismo, en el cine la duración de una película es algo muy recurrente, y en ocasiones se obvian ciertas partes de la trama en la sala de montaje, y que ya están grabadas, por darle ritmo a la película. Aunque en otras ocasiones se recorta la duración de una película para que esta tenga la longitud prevista por los productores, afectando a la propia película en sí, y “corrigiendo” el problema en el mercado doméstico con la consabida “Versión del director”. (aunque esto no siempre ocurre, sino que se lo digan a Zack Snyder y su Liga de la Justicia #releasethesnydercut)

Resident Evil 2
Aquí un jugador a completado el Resident Evil 2 original en poco más de dos horas. Aunque es cierto que la primera vez la experiencia dura más y conociéndolo bien lo puedes terminar incluso por debajo de las dos horas.

He jugado a juegos muy buenos, que se me han hecho muy largos. También he jugado a juegos muy cortos y que se me han hecho muy largos, porque no eran buenos. Pero en muchas ocasiones he disfrutado de un juego muchísimo y llegado al final no he tenido la sensación de que se me haya hecho corto, ni largo.

Es este punto ideal que debería alcanzar un videojuego, pero no todos lo consiguen. Por poner un ejemplo, Journey es un juego que puedes terminar en poco más de dos horas y que transmite lo que quiere transmitir en ese corto periodo de tiempo. Cuando lo terminé quedé muy satisfecho y me pareció una experiencia increíble. Sinceramente creo que si durara más no sería lo mismo y así, como está, es perfecto.

A veces un juego largo y extenso te deja con ganas de más

En otras ocasiones he terminado un juego extenso, como Metal Gear Solid V The Phantom Pain, al que le dediqué más de 100 horas  (jugué sin prisa, que es como creo que hay que jugarlo) y cuando llegué al final, el verdadero, quedé muy satisfecho. Pero es cierto que no me hubiera importado que fuera más largo, o incluyera más misiones (O ese dichoso Episodio 3).

Claire

Lo mismo puedo aplicar a juegos como The Witcher 3, Final Fantasy XV, IX, VII, juego muy largos y a los que dediqué muchas horas, pero que me dejaron con ganas de más. Esto no siempre se da, y creo que depende mucho de sí un juego te ha embaucado o emocionado hasta el último minuto para que se cumpla esta condición. Porque seguro que a muchos jugones, que los hay, se les hizo eterno Metal Gear Solid V The Phantom Pain. O The Witcher 3 les parece un juego inabarcable, en número de horas, y no le atrae lo más mínimo.

Y a veces se alarga un juego, con relleno, estropeando la experiencia

En otras ocasiones se nota que un título está ampliado de forma muy artificial con diferentes sistemas: más cantidad de enemigos, repetición de zonas, la vuelta hacia un lugar por el que ya pasaste para coger algo y volver al mismo punto. Aunque esto último tampoco es malo, curiosamente Metal Gear Solid de la primera PlayStation tenía un momento en el que te hacía retroceder hasta un lugar, de forma muy artificial, pero personalmente no me molestó.

Pero por ejemplo un juego que se nota que le sobran ciertas partes es The Last Guardian. Aún no he hablado, ni analizado el último juego de Fumito Ueda en la página, pero os voy a adelantar algo: tanto combate contra enemigos cansa y estropea la experiencia.

Jugando a The Last Guardian sentí que le sobran algunos combates menores contra las armaduras, los que lo habéis jugado sabeis de que os hablo. Hay en ciertos momentos que estos combates están metidos porque sí, sin ningún motivo aparente, y que alargan la experiencia de forma artificial. Sobre todo en la recta final hay cierto punto que me pareció demasiado obvio esto que os comento. Creo que el juego sería mucho mejor con algún combate menos, aunque su longitud, o tiempo de juego, fuera más corto.

Poster

No me he metido en el tema de los precios, ya que a veces duele pagar 60-70€ por un juego que no ofrece muchas horas de entretenimiento. Ni con la rejugabilidad de algunos juegos, que al final alarga la duración del mismo. Además ya os hablé de esto mismo hace años por aquí, con otro punto de vista y otra conclusión final. Pero estoy convencido de que la duración perfecta para un videojuego no existe, y que cada juego debe durar lo que la experiencia del propio juego ofrezca. Es por ello que creo que Resident Evil 2 Remake debe durar lo mismo que el original, porque sino sería otro juego.

Aunque claro quién soy yo para opinar esto, cuando Capcom nos trajo el remake del primer Resident Evil con contenido añadido a la historia principal y les salió tan redondo. Además estamos hablando de un remake, una reimaginación de un juego, por lo que se convierte en una experiencia nueva basada en un título que ya se ha lanzado al mercado. Eso es para mi la definición de un buen remake, y entonces puede que sea, o no, más largo la que versión original.

Compartir: