Diario De un Jugón cumple una década con todos vosotros

Diario De un Jugón cumple hoy 10 años, compartiendo impresiones del sector del videojuego, siempre desde un punto de vista muy personal.

Compartir:

Décimo Aniversario de Diario De un Jugón

Hoy es un gran día, por fin está disponible Star Wars: El Despertar de la Fuerza en formato Blu-Ray y DVD, pero sin duda es más importante el día de hoy porque Diario De un Jugón cumple 10 años en la red de redes (¿vaya coincidencia no?). Tal día como hoy, pero en 2006, nacía este proyecto personal sobre mi gran pasión, los videojuegos. Durante estos diez años el proyecto ha sufrido muchas metamorfosis, aunque su corazón sigue siendo el mismo desde su primer día.

Antes de nada, siento no poder hacer una celebración a la altura de las circunstancias, como ha sucedido en otras ocasiones. Esta va ser una celebración muy austera e incluso tengo que dar gracias de poder mantener Diario De un Jugón un año más (hace unos meses peligraba su continuidad, al menos con este dominio) gracias a un dinero extra que he podido conseguir. Así están las cosas.

Pero dejemos a un lado estos temas tan presentes en el mundo en el que vivimos hoy en día, y que en parte está afectando al sector del videojuego, haciendo un breve repaso por las primeras entradas que escribí para DDuJ. Lo hago cada vez que llega su aniversario, y además de darme cuenta de lo mal que escribía por entonces (ahora también), me ha servido para ver lo que ha “cambiado” el mundillo en tan poco tiempo. Por aquel entonces hablaba de una supuesta nueva consola de Nintendo, que se anunciaba con el nombre de Wii y mencionaba lo poco que me gustaba su nuevo nombre, ahora tan presente para todos. Hacía poco que Xbox 360 y Ps3 habían llegado al mercado, yo no tenía ninguna de las dos, y ya se rumoreaba una nueva revisión de la placa de Xbox 360, la cual solucionaba los problemas de los primeros modelos y las tres luces rojas que tanto dieron que hablar y que un servidor terminó sufriendo.

Si comparamos todo esto con la situación actual “parece” que no ha cambiado tanto. Estamos a pocos días, según los rumores, de conocer cómo será la nueva consola de Nintendo y además también se rumorea sobre dos nuevos modelos de las consolas actuales, de Ps4 y ahora también de Xbox One. Si todo esto es cierto, que aún no lo sabemos, la diferencia quizás es que la nueva consola de Nintendo y los nuevos modelos de las consolas de Sony y Microsoft, llegan demasiado pronto respecto a la anterior versión. En el caso de Nintendo sustituyendo a Wii U, que no lleva ni cuatro años en el mercado. Y en el caso de Sony y Microsoft ya no son simples revisiones, por lo que parece, sino que traen consigo mejoras en su hardware. Después de una pasada generación con una vida útil bastante larga, parece que la generación actual no durará tanto tiempo con un único modelo en el mercado.

Vivimos en una época de cambios, de mejoras tecnológicas prácticamente a diario. Esto hace que cualquier hardware que se saque hoy, en un par de semanas, esté prácticamente obsoleto y esto está afectando a las consolas de la actual generación. Parece que hoy en día lo único que importa es tener el mejor smartphone, la mejor televisión, la mejor tarjeta gráfica en tu PC o el mejor coche, pero se nos ha olvidado disfrutar. Esto mismo se puede aplicar a los videojuegos; las quejas por sus resoluciones y su frame rate, tema recurrente de hoy en día cada vez que sale un nuevo título al mercado. Ya no hablamos de las mecánicas de los juegos, de su apartados artístico, de su historia, sino de la resolución y el frame rate al que va a funcionar. Se nos está olvidando que los videojuegos nacieron como un mero entretenimiento, que con el paso de los años ha ido logrando protagonismo hasta convertirse en arte para muchos, entre los que me incluyo. Que están diseñados para disfrutarlos, para jugar, y en muchas ocasiones para ser más que un simple videojuego.

Pero con un poco de suerte Diario De un Jugón seguirá presente unos cuantos años más, para intentar recordaros que los videojuegos están diseñados para jugarlos y que estáis llevando la industria por un camino que no merece. Una mierda en 4k seguirá siendo una mierda, se mire desde donde se mire, y una obra de arte pixelada, según desde donde se mire, siempre será una obra de arte. Es cuestión de prioridades, de buenas prioridades.

Espero poder tener este medio muchos años más para seguir expresando mis pensamientos, mis críticas y opiniones, y seguir hablándoos de mi gran pasión que son los videojuegos. También espero que estéis ahí para leer mis textos y por supuesto siempre dejéis vuestra opinión en los comentarios. Diario De un Jugón seguirá presente, esperemos que por mucho tiempo. Veremos a donde nos llevan los próximos años este sector tan loco, y poco coherente a veces, como son los videojuegos.

Por cierto ¿sabéis que juego cumplió el pasado mes de febrero diez años en Europa también? ni más ni menos que Shadow of the Colossus.

https://youtu.be/PdV3k8i1Cyw?list=PL4619CDF2FD0D8394

Compartir:
Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en «Aceptar» en el banner

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar