Darksiders 2, abran paso al jinete pálido

En los primeros días del 2010 hizo acto de presencia Darksiders: Wrath of War (Vigil Games, 2010) un juego que sorprendió por su gran diseño artístico, de la mano del dibujante de cómics Joe Madureira, y por su mundo de caos protagonizado por el jinete del apocalipsis Guerra. Dos años después nos llega Darksiders 2 (Vigil Games, 2012) pero en esta ocasión será el jinete pálido, Muerte, quién recorra los mundos segando las vidas de demonios y ángeles.

Esta aventura nos presenta a Muerte en busca de su hermano Guerra para limpiar su nombre, honor y salvar a la humanidad, pero el jinete se encontrará con un nuevo y poderoso enemigo, la corrupción. Enemigo que poco a poco domina los distintos mundos y que hará que Muerte busque ayudas para acabar con su poder. La historia está bien planteada pero tiene un final algo predecible, además que no es un final como tal, digamos que te lo dejan en un punto alto para que tengas ganas de más. Esta claro que el objetivo es exprimir más la franquicia. También el juego cuenta con ilustraciones narradas por una voz en over, como si de un cuento se tratase. Algo que me gusta porque lo acerca más al mundo del cómic. El personaje de Muerte está bien desarrollado con esa arrogancia y brutalidad propia del dueño de muchas almas, pero según avance la trama conoceremos a un jinete que al que se le presentan distintos dilemas que lo hacen algo más humano.

Con Muerte recorreremos grandes extensiones de varios mundos a lomos de nuestro caballo Desesperación y acompañados siempre por nuestro cuervo Polvo, quien nos marcar el camino hacia nuestros objetivos. El juego es muy continuista respecto a su predecesor en la jugabilidad, algo que no tiene porque ser malo, ofreciendo momentos clásicos de lucha con muchos enemigos tipo hack n slash, las plataformas y los puzzles son partes importantes del juego, aunque no suponen ningún reto realmente importante. Por supuesto los toques de rol están presentes, ya que conseguiremos distintas prendas como, petos, botas, brazaletes, túnicas, hombreras y demás que otorgaran a nuestro personaje distintas características de cara al combate, influyendo directamente en la fuerza, defensa y salud. Las armas repiten la misma función a la hora de crear y formar a nuestro guerrero, contando con gran variedad de éstas, como hachas, mazas, martillos o guanteletes. Todos estos objetos los encontraremos o bien en cofres que están desperdigados por todos los mundos o bien de las muertes de nuestros enemigos que también nos dejarán dinero. El comercio es importante a la hora de vender y comprar objetos a ciertos personajes, así como mejorar nuestras habilidades de combate con nuevos movimientos y combos que nos convierten en toda una máquina de matar. Por otro lado las subidas de nivel nos brindan la posibilidad de desbloquear nuevas y mortíferas habilidades como convocar a muertos, cuervos o brutales golpes con la guadaña. Según avance la historia también iremos obteniendo distintos items como una pistola, un brazalete para teletransportarse u otro para alcanzar enganches en los momentos de plataformas.

A pesar de todas las posibilidades que ofrece el juego en cuanto a sus mecánicas peca de ser algo monótono y repetitivo. El hecho de que no haya situaciones complicadas, más allá de atascarse alguna que otra vez en un combate, en el máximo nivel de dificultad, no supone ningún reto a la hora de pasarse el juego. Además de que ciertas partes resultan muy pesadas. Sin embargo se nutre de misiones secundarias con historias propias muy interesantes y que alargan si queremos la experiencia jugable.

Si por algo destaca realmente Darksiders 2 es por su diseño artístico, Muerte presenta un aspecto increíble y amenazador en todo momento y los mundos que visitamos lucen genial con muchos destalles y zonas secretas muy impresionantes, cada uno de dichos mundos con una personalidad propia que los diferencia de los demás, ayudando a sumergirnos aún más en la trama. Aunque todos los personajes tiene un gran nivel de diseño, me quedo sin duda con los jefes finales, dignos de las buenas aventuras.

Darksiders 2 no es un juego de gráficos, aunque cumplen, no destacan más allá un juego normal. Como ya he dicho son los diseños lo que realmente nos entra por los ojos y hace que visualmente sea muy fuerte. Ciertas texturas son muy pobres y deslucen un poco por falta de resolución. Los modelados están muy bien, así como los movimientos de muerte a la hora de ejecutar distintos combos y golpes críticos. En alguna ocasión el frame rate no es muy estable pero nada que llegue a molestar realmente.

La música está muy bien y al igual que el diseño, cada mundo tiene su propia pieza que lo define. Hay temas más aventureros, que recordarán al señor de los anillos y otros son más oscuros y lúgubres. Los efectos de sonido también están a la altura. El juego viene doblado con una buena localización a nuestro idioma, pero se nota que ciertos personajes están doblados por una misma persona.

Con Darksiders 2 tengo sentimientos encontrados, por un lado me gustan las diferentes historias que puedes encontrar, así como su apartado visual y su variedad de opciones, pero por otro lado creo que no se centran y desarollan bien todas esas posibilidades a la hora de hacer un juego más variado y ameno, cayendo en la repetición una y otra vez. Aún así es un buen juego que no decepcionará a los amantes de la primera entrega.

Compartir:
Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en «Aceptar» en el banner

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar