Cinco aspectos de Final Fantasy XV que te enamorarán

Ya he dedicado las primeras horas a Final Fantasy XV y quiero destacaros varios aspectos que me han gustado mucho y que debéis conocer.

Compartir:

Ya tengo entre manos el nuevo Final Fantasy XV, al cual he dedicado unas siete horas aproximadamente, y ya puedo destacar ciertos aspectos que me han gustado mucho. Siento que DDuJ esté tan monotemático últimamente; pero me vais a tener que perdonar, no sale una nueva entrega numerada de Final Fantasy todos los días y estoy de celebración por ello.

Después de dedicarle las primeras horas, y por contaros un poco que me está pareciendo este nuevo juego, os voy a destacar cinco características de Final Fantasy XV que me han gustado mucho y que estoy seguro que a vosotros también os van a gustar, a poco que os interese esta saga. Ni que decir tiene que el juego es mucho más de lo que os voy a comentar aquí, esta nueva entrega viene cargadísima de contenido, para que disfrutemos durante mucho tiempo.

La banda sonora, en todos sus aspectos

Es de sobra conocido que Yoko Shimomura, además de ser una compositora con un bagaje muy grande, tiene un enorme talento. Pero me quito el sombrero con las partituras que ha creado para Final Fantasy XV, de una belleza que se escucha pocas veces y que además ambienta el juego a la perfección. Me ha gustado que hay varios temas diferentes de batalla, adaptados a cada situación o lugar, además de las melodías que escuchas mientras exploras el mundo, más sosegadas e inspiradoras.

No cabe ninguna duda que la BSO se va recordar por mucho tiempo y eso que acabo de empezar el juego y me queda mucho por escuchar aún.

Pero no es sólo eso, Final Fantasy XV viene cargado con la discografía casi completa de toda la saga numerada, más alguna canción extra que se puede comprar en las tiendas del juego (pagando con Guiles) y otras creadas para el juego. Lo mejor es que se puede escuchar mientras viajamos en el Regalia, el coche de Noctis, o en cualquier momento en cuanto compramos el reproductor en una tienda para ello. Ir en busca de aventuras con el tema que más te gusta de tu Final Fantasy favorito, no tiene precio. Square-Enix se homenajea a si mismo y a la vez nos hace un regalo a los fans, doble acierto.

La relación de los cuatro protagonistas

Noctis, Gladiolus, Ignis y Prompto, son los cuatro protagonistas, tan odiados por muchos antes del lanzamiento del juego. Aunque con sólo unos minutos del cuarteto en pantalla descubres que hay mucho transfondo entre ellos, más allá de su apariencia. La relación que tienen unos con otros es una de las cosas más destacables y potenciadas de este nuevo juego. Es una pasada ver como comentan todo lo que ven, como se dan consejos entre ellos o a Noctis, como se meten unos con otros y como está definida la personalidad de cada uno.

Final Fantasy XV Regalia
Todos los buenos inicios siempre fueron los más duros.

Sin duda esta relación de compañerismo está muy marcada y trabajada, en todos los aspectos, dando la sensación de que los personajes están vivos y que tienen un trasfondo muy marcado en su personalidad. Una pasada.

Las mazmorras o dungeons, un sistema clásico y renovado

Sólo he completado una, la primera que accedes a través de la trama principal, y me ha sorprendido gratamente. Además de tener un tema musical para dar ambiente que me ha vuelto completamente loco, esta BSO debería estar en un museo, me ha gustado mucho su diseño y la mecánica que plantea.

Final Fantasy XV Dungeons
Gratamente sorprendido por la calidad de las mazmorras.

Cuando llegas a la mazmorra no puedes salvar la partida dentro de ella, algo que sí puedes hacer en cualquier sitio, menos en los combates. Esto hace que mientras estés dentro vayas con cautela (aunque sí hay diferentes checkpoints intermedios, no os asustéis los menos cautos) para no tener que repetir un tramo largo. Se nota además que se ha trabajado en su diseño, con varios caminos para recorrerla, y secretos dentro de las mismas, para volver más tarde.

También he podido observar, después de ver a otra persona jugar la misma mazmorra, que la experiencia puede ser muy diferente para cada jugador. Esto es debido a que los enemigos no siempre aparecen en el mismo sitio, ni de la misma forma, y unido a que las mazmorras tienen varios caminos para completarla, el desarrollo varia. Yo tomé la mazmorra con cautela, con aparición de enemigos en varios lugares por los que pasé. Pero el otro jugador que vi iba más rápido y sus enemigos salían de otros sitios difrentes. Una muestra de un buen y trabajado diseño. Además tengo entendido que muchas de ellas son opcionales, fuera de la trama principal, y debemos buscar.

La exploración del mundo que te rodea

Final Fantasy XIII fue duramente criticado por ser muy lineal, sin apenas dejar momentos para la exploración. Final Fantasy XV es lineal en ciertos momentos, cuando la trama lo exige, pero también es muy libre todo el resto del tiempo. Esta dos forma diferentes de presentar el desarrollo del título le da dinamismo, ya que puedes optar por empaparte del mundo, explorar para buscar objetos, realizar cacerías, buscar mazmorras ocultas u otras cosas, o puedes sólo seguir el desarrollo de la historia si quieres un juego más lineal. Aunque haciendo sólo esto último perderás gran parte de lo que el juego ofrece.

cinco-aspectos-enamoraran-final-fantasy-xv-3
Todo lo que vislumbras en el horizonte se puede visitar.

El mundo abruma en un principio, pero poco a poco, cuando vas conociendo los diferentes lugares y viajas con el Regalia, vas sintiéndote parte del mismo. Es una sensación que muy pocos juegos consiguen y creo que FFXV ha dado en el clavo.

Un apartado técnico más que bueno

FFXV entra por los ojos, es es evidente, a poco que veas un gameplay. Es increíble que un sandbox pueda mostrar tantas cosas diferentes en pantalla al mismo tiempo, de esta calidad, y que el juego sea tan estable. A la impresionante iluminación en tiempo real, hay que sumarle todo tipo de destellos, que tiene su propia fuente de luz, efectos gráficos de todo tipo, unas animaciones para quitarse el sombrero, cantidad de enemigos en pantalla (a veces se lían unas…) y todo sin ningún tipo de carga.

Final Fantasy XV Comida
En serio, un premio al que se ha encargado de los diseños de los platos de comida. Casi se pueden tocar y comer.

Es una pasada el nivel gráfico que ha logrado Square-Enix, con su motor propio “Luminous Engine”. No creo que se le pueda poner ninguna pega, dado lo que ofrece y el resultado final. También es destacable que funcione tan bien en Xbox One. Ya sabemos que la consola de Microsoft cuenta con una resolución menor, respecto a PlayStation 4, pero el juego es una roca y se comporta de manera estable casi siempre. Creo que hay que alabar el trabajo bien hecho de Square-Enix.

Los combates

Sí, se que iba a destacar cinco puntos y este es el sexto, pero no puedo dejarlo pasar. Los combates en FFXV han recibido varias críticas, porque pueden ser algo caóticos en un principio y porque no son por turnos. ¿De verdad en pleno 2016 seguimos con esto? Desde el primer día de su anuncio se dijo que no habría turnos, han pasado diez años ¿Y todavía hay gente que no se había enterado?. Dejar de torturaros y adaptaros a los nuevos tiempos, vivir de la nostalgia o los convencionalismos no es bueno.

Final Fantasy XV Grupo
Mi grupo con casi siete horas de juego. Creo que tengo que ir a dormir en breve, tengo bastante experiencia acumulada.

A poco que lleves una horas con el juego, empezarás a dominar los combates y hacer cosas que ni te imaginarías ni en los sueños más húmedos. ¿Os acordáis cuándo alucinábamos con las FMV de los Final Fantasy de antaño en las que había combates? Luego se transformaban en un combate por turnos bastante menos espectacular, cuando te tocaba lidiarlas por ti mismo. Pues ahora esas FMV tan chulas transcurren en los propios combates, por decirlo de alguna forma, con unas animaciones que están por encima de todo lo visto hasta día de hoy.

Lo mejor es que los combates ganan en profundidad conforme se avanza en el juego y desarrollas a los personajes, además es cuando empiezas a dominarlos. Existe además un modo “pausa”, que ayuda a pensar mejor la estrategia que quieres seguir, el cual aún no he utilizado y no os puedo explicar que tal es.

Es muy lógico que el juego tenga un comienzo más pausado, hasta se agradece y se intuye que está más que pensado esta forma de arrancar del juego. Hay que habituarse a la gran cantidad de mecánicas diferentes, además de las de los combates, por ello un comienzo más pausado para no abrumar al jugador. Al principio los combates serán más sencillos y menos numerosos, pero no os vayáis de exploración al anochecer, os podéis llevar un disgusto. Y más tarde, por cosas que no os voy a contar, serán más numerosos e irán aumentando en dificultad, con enemigos más poderosos. Como en todo buen JRPG, habrá que subir de nivel.

En este vídeo intento expresar cómo enfrentarse al juego por primera vez y cómo disfrutarlo al máximo.

Estos son sólo algunos de los apartados que más me han gustado de FFXV. Aunque la lista podía ser mucho más larga, ya que no he comentado nada de la cantidad de mini-juegos, por ejemplo. Pero tampoco quiero aburriros, y ya escribiré sobre otros temas más adelante. Estoy gratamente sorprendido con FFXV y además va mejorando según vas dedicando más horas. Es tal y como lo imaginaba.

No he comentado nada de la historia y no quiero hacerlo, prefiero que la descubráis por vosotros mismos. Pero sí os puedo decir que es la que estábamos esperando desde hace mucho tiempo y que es muy recomendable que veáis la película Kingsglaive antes de empezar a jugar. Esto os ayudará a tener un trasfondo, además de darle un giro a los acontecimientos, al conocer algunas cosas, que es muy de agradecer. Aunque el juego incluye una enciclopedia con muchos términos del propio lore del mundo, una habitación con diferentes cuadros, donde te informan sobre aspectos del mundo de Final Fantasy XV. Además también existe una serie de tutoriales para conocer las mecánicas de forma más profunda.

Todas las capturas y vídeos de esta entrada son propias y de la versión de Xbox One.
Compartir: