Ready Player One, ¿a medio camino entre Avatar y Matrix?

Porque no todo son videojuegos y en ocasiones hay otros medios en donde se les hace mil referencias, como en el libro Ready Player One.

ready-player-one-ernest-cline-libro-offtopic-3

Autor: Ernest Cline

Año: 2011

Géneros: Fantasía y Ciencia Ficción

Estamos en el año 2044 y, como el resto de la humanidad, Wade Watts prefiere mil veces el videojuego de OASIS al cada vez más sombrío mundo real. Y como el resto de la humanidad, Waden sueña con ser el descubridor del último billete de lotería que permanece oculto en dicha realidad virtual. Se rumorea que, en algún lugar dentro de OASIS, se esconden las diabólicas piezas de un rompecabezas que conducen a una fortuna incalculable.

Las claves del enigma están basadas en la cultura de los últimos años del siglo XX y, durante años, millones de humanos han intentado sin éxito conseguirla. De repente, Wade logra resolver el primer rompecabezas del premio, y, a partir de entonces, se halla inmerso en una carrera contrarreloj con miles de competidores para conseguir el trofeo. La única manera que tiene de sobrevivir es ganar; pero, para hacerlo, puede que tenga que dejar atrás su perfecta existencia virtual y hacer frente a la vida y al amor en el mundo real del que siempre ha intentado escapar.

La novela cibernética que ha inspirado la próxima gran producción de Warner Bros

En un futuro no muy distante (año 2044) los combustibles fósiles prácticamente se han agotado, lo que ha arrastrado a la sociedad a una crisis mundial de dimensiones épicas y la pobreza, la delincuencia y el vandalismo forman parte del día a día de la sociedad. Las familias con pocos recursos han tenido que abandonar las ciudades y viven hacinadas en autocaravanas a las afueras de las mismas. Hay tantas, que han sido colocadas unas encima de otras formando torres. Solo unos cuantos afortunados tienen trabajo y se pueden permitir una vida decente, pero el resto subsisten a base de cheques alimentarios que les proporciona el estado. Las ciudades se reservan como lugar de trabajo al que acudir cada día y para la vida de las personas pudientes.

En esta espantosa sociedad, Ernest Cline nos sitúa su novela. Ready Player One gira en torno a OASIS, que podríamos verlo como una evolución de Internet. Se trata de un casi infinito mundo virtual de acceso gratuito para todo el mundo en el que hay de todo. Las entrevistas de trabajo, las reuniones, la televisión, las bibliotecas, la escuela, etc… todo se hace dentro de OASIS. Ya no es necesario realizar un viaje por medio mundo para acudir a una reunión: cada uno entra a OASIS con su avatar (usuario) y en una sala privada virtual se lleva a cabo la reunión. Para conectarse a OASIS, los usuarios requieren de un terminal conectado a la red de OASIS, unas gafas de realidad virtual y un traje adecuado, que hace sentir al cuerpo real todo lo que ocurre en el mundo virtual.

ready-player-one-ernest-cline-libro-offtopic-2
Seguramente os suene la cara del que está situado al fondo de la foto, junto a Ernest Cline, el autor de Ready Player One.

La vida en OASIS es como en los MMORPG que conocemos en la actualidad. Es decir, los avatares de los usuarios van subiendo de nivel, tienen equipo, transporte, etc, que se puede ir mejorando conforme se sube de nivel y se consigue más dinero. OASIS es tan importante, que el dinero virtual dentro del videojuego es tan valioso como el dinero real. La mayoría de la población trabaja o estudia dentro de OASIS.

Y todo este mundo virtual fue creado por James Halliday, un multimillonario obsesionado por los años ochenta, época que vivió en su adolescencia. Cinco años antes de los hechos narrados en la novela, muere sin descendencia y deja una grabación en la que revela que programó un huevo de Pascua en OASIS. Dicho huevo de Pascua está protegido por 3 puertas cuyas llaves deben encontrarse para poder cruzarlas. El primero que cruce la tercera puerta y resuelva el acertijo final, conseguirá el huevo de Pascua y con él toda su fortuna y el control absoluto de OASIS.

Miles de millones de personas en todo el mundo se lanzan a la caza de este huevo de Pascua. Son los llamados gunters (acrónimo de Egg Hunters). Pero conforme pasan los años y nadie es capaz de encontrar la primera llave, el interés decae y poco a poco la gente se va olvidando del huevo.

Y justo en este punto es donde empieza Ready Player One. El protagonista y narrador (es una historia contada en primera persona) es Wade Watts, un joven sin recursos que vive con su tía en una torre de autocaravanas. Sobreviven a base de los cheques alimentarios del estado. No tiene amigos y tampoco se lleva muy bien con su tía. Para evadirse de su triste realidad, se pasa la mayor parte del tiempo conectado a OASIS, donde realmente siente que está su vida. Siendo Parzival, va al instituto, tiene a su único amigo y, sobretodo, tiene todos los recursos a su alcance para estudiar la vida de Halliday y la década de los ochenta. Wade/Parzival está obsesionado con encontrar el huevo de Pascua y dedica prácticamente todo su tiempo a ello.

Steven Spielberg
Steven spielberg será el encargado de llevar la novela al cine.

Aprovechando todo este entorno, Ernest Cline tira de la nostalgia del lector, sobretodo de aquel que vivió y creció en los ochenta, con referencias al cine, a los videojuegos, a la música, a la televisión e incluso a lugares. Mención especial a las referencias a Dungeons & Dragons, el juego de rol. Aquí he de decir que, igual, no pillamos todas las referencias que hace, ya que, evidentemente, están referidas a la década de los ochenta en los Estados Unidos y algunos éxitos musicales o de televisión no los vivimos por estos lares. Sin embargo, la inmensa mayoría de guiños sí que los pillaremos, por lo que esto no es un impedimento para disfrutar de la novela.

Quizás la cita con la que titulo este texto, “a medio camino entre Avatar y Matrix”, extraída de la promoción de la propia novela, sea demasiado rimbombante y pretenciosa, pudiendo inducir a error. Ready Player One no se parece, ni pretende hacerlo, ni a Avatar ni a Matrix. Si tuviera que elegir una, diría que a Matrix, pero sólo por aquello de alternar mundo virtual y mundo real. En el resto no se parece a nada. Diría que tira más hacia las novelas juveniles de Los Cinco o la película de Los Goonies, pero en un mundo donde la tecnología está muchísimo más avanzada.

En resumen, una novela de aventuras, juvenil y muy entretenida para todo aquél que disfrute de la temática. Yo la he disfrutado mucho. Es una novela muy adictiva: abrir, comenzar a leer y no dejarlo hasta el final. Entretenida, original y muy fácil de leer. Pero a su vez no gustará a todo el mundo pues las referencias a los 80 son constantes: está principalmente dirigida a un público nostálgico. Las referencias están demasiado orientadas al mercado americano, especialmente las referencias a localizaciones y musicales.

Texto y opinión | Joruiru

Please follow and like us: