Mis primeros pasos como jugon (1 de 5) | Rubaku

Buenas de nuevo. Me he decidido a una serie de artículos porque si baso mi existencia aquí solo a los Se7en Days vais a pensar que soy un vago y no es cuestión de que me conozcáis tan bien así de buenas a primeras…

Veréis, últimamente me rodeo de gente (freaks) que dice que si ha jugado al Spectrum o similares como primeras consolas, y no es que me de complejo, pero me dan cierta envidia hablando de tales trastos de Atapuerca, pero en fin, que la mía fue una Nes. No recuerdo el porqué de que me la compraran ni nada. Es más, realmente no le daba mucho a los videojuegos de niño, mi salto generacional fue de empezar con Nes, después una Nasa (una de esas millones que te venía con 2000 juegos ya grabados que resultaban ser reales 20 pero con distintos… ¿mods?) y de tirón a una Psx. Yo no tuve SuperNes en casa, ni Mega Drive ni esas cosas, eso era de pijunis millonetis o freaks. Y yo por aquel entonces, para bien o para mal, no era ni una cosa ni la otra xDDD

Total, que me puse a rememorar unos días, celoso de no haber tenido un currículo como la gente con la que tengo contacto últimamente (Todos abuelos respetables) Y he llegado a la conclusión de que, bien por recreativas o bien por amigos que me invitaban a jugar a sus casas, aunque no los poseyera conozco muchos de los juegos que mencionan y otras tantas no. Así que voy a explayarme un pelín con lo poco que recuerdo que yo jugaba ahí en aquellos maravillosos años. Eso sí, no me voy a poner a buscar datos de que compañías eran ni nada de eso porque para eso está la Wikipedia y es fácil usarla xDDD

 

Blaster Master

Para variar no recuerdo ni como llego este juego a casa. No me recuerdo a mi ni a nadie de mi familia comprándolo, no me recuerdo en un cumpleaños o en alguna fiesta de reyes abriéndolo como regalo ni nada parecido. Es más, tengo la extraña e incoherente sensación con todos los juegos que recuerdo que tenía de la Nes. Creo que hasta la misma Nes simplemente un día que estaba aburrido brotó con un par de juegos ahí cual seta en algún armario y ahí se quedó para entretenerme un poco.

La historia de Blaster Master te la empezaban explicando de manera muy cojonuda en una intro antes de empezar a jugar. Resulta que había un chaval con una rana, esta rana se escapaba de la pecera en la que la tenía – que anda que no habrá sitios mejores para una rana que una pecera- y dicha rana se iba saltando hasta el patio de la casa en el que había (OJO) un contenedor radioactivo megatocho, en el cual se posa la rana y se convierte en una rana gigante.


Si esto aún no os parece cojonudo resulta que el tanque explota creando un cráter y la rana mutangigante se mete en el agujero. El chaval va tras ella –que tú dices: hay que tener cojones para seguir queriendo a tu rana aunque ahora te dobla en tamaño y hay que tener muchos  más aún para ir tras ella a un jodido cráter subterráneo desconocido, pero bueno – y al llegar al fondo del cráter por casualidades de la vida encuentra un tanque y –imagino- dentro de él, un traje para poder pilotarlo. Total, que todo emocionado se pira de la gruta esa por un mundo subterráneo a buscar a su rana.

La jugabilidad estaba bastante bien. Se distinguían claramente dos modos de juego. En las partes de Scroll Lateral llevando el tanque. Disparabas a todo bicho viviente, saltando plataformas y hasta podías salir del tanque y llevar a un chibi-prota a pasear por ahí. Conseguías llegar a pequeñas puertecitas de mazmorras  y, cual Alicia en el país de las maravillas, te metías y pasabas al segundo modo del juego. Las mazmorras.


En las mazmorras sencillamente avanzabas esquivando y matando enemigos en un mapeado parecido a aquellos zeldas, rompías ladrillos con distintas armas que ibas consiguiendo, llegabas a los bosses de las mazmorras y si eras un crack pues los matabas y seguías. Si no lo eras pues te jodías y morías. No había mucho más, ya que el juego no te daba segundas oportunidades.


Bien, nunca logre pasármelo, porque, aparte de difícil de cojones y largo, como ya digo no tenía ningún tipo de checkpoints ni guardabas partida en ningún momento. Así que sencillamente no había ni habilidad ni padres bondadosos que me dieran horas delante de la tele para pasármelo de tirón.


Lo que es cojonudo es que buscando por la red me veo que la historia de la versión occidental del juego es absurdamente distinta la original nipona. Mientras que en la japonesa el tanque que encontraba el protagonista estaba diseñado para matar a un emperador espacial que quería conquistar la tierra con sus monstruos mutantes o no sé qué ostias. Aquí lo cambian por “Oh, mi amiga rana se ha convertido en un monstruo e ido por un agujero, voy detrás  de ella no sea que le pase algo” Es bizarro como mínimo, o sea, es como si cojes a Goku, de repente le metes en un instituto, todo el mundo se mete con el y… Oh SHIT!

En fin, os dejo la intro en cuestión. Hoy estoy añejo.

No tengo ni puta idea de si sobre la marcha el juego te cuenta algún dato revelador que te aclare la historia o le aporte datos que te hagan pensar que la historia es la ostia o algo parecido (que lo dudo, llegue a la mitad del juego y nada) pero vamos, que si alguno sabéis algo ya podéis ir soltándolo xDDDD

En la próxima entrega de esta serie de 5 especiales: Smash TV

Compartir:

Otros proyectos

Colaboro en Viciados Podcast desde 2013
Mi blog sobre la saga Robocop | Dead or Alive - Robocop

¿Conoces HANSEL Y GRETEL GATUNEROS?


¡No pierdas la oportunidad de hacerte con él! Haz click en la imagen para comprarlo en Amazon.