Guerra de hardware y Teraflops que nos beneficia a todos

Microsoft mostró ayer la potencia de su nueva Scorpio. Con ello da comienzo a la “guerra” de hardware y Teraflops, en el mundo de las consolas.

¿Qué es un Teraflops? ¡A quién le importa! A mi por supuesto que no. Microsoft planta cara a PlayStation 4 Pro, como era evidente, y presenta Scorpio, o lo que es lo mismo, su modelo “Premium” de Xbox One. Y no, no es una nueva generación, como muchos anunciaban hace unos meses; aunque Microsoft jamás dijo que sería eso. Es una consola que viene a cubrir el mercado de usuarios que quieren la mejor resolución y el mejor rendimiento, sin tener que comprar un Master Race PC, lo mismo que Ps4 Pro.

Nuevas consolas, sin dejar a nadie atrás

No entiendo el enfado de algunos, o la decepción, porque Scorpio no tiene exclusivos que exploten la consola. No entiendo porqué ahora de repente, después de años de quejas de que esta generación era demasiado corta y que nos habían vendido la moto con Xbox One y PlayStation 4, para que ahora se exija lo que llevamos años criticando, juegos exclusivos para una nueva máquina y dejar a un lado a todos los usuarios que confiaron en Xbox One. Ni Sony, ni Microsoft, quieren dejar a un lado el parque de consolas de Xbox One y PlayStation 4, al menos no de momento.

Xbox One vende menos que PlayStation 4, eso está claro, pero ha vendido mejor que Xbox 360 en el mismo periodo de tiempo.

Sería estúpido tirar por tierra las buenas ventas de PlayStation 4 y Xbox One, que son mucho mayores que en la pasada generación, en el mismo periodo de tiempo. Y sí, Xbox One también está vendiendo mejor y más rápido que Xbox 360, lo único es que Sony vende el doble con PlayStation 4.

Cuando tienes más de 55 millones de PlayStation 4 vendidas, y más de 29 millones de Xbox One, sería un suicidio tirar por tierra a todos esos usuarios y comenzar una nueva generación. Es por ello que tenemos estas consolas intermedias, que vienen a paliar un poco el ansia de algunos “Gamer” por tener resoluciones más altas y mejores FPS en los juegos.

Sony fue la primera en apostar por las consolas intermedias

Sony se adelantó a Microsoft, en este nuevo movimiento en el sector, con PlayStation 4 Pro. Consola que llegó para mejorar técnicamente el catálogo de juegos de PlayStation 4, pero sin dejar a un lado a los usuarios que ya habían confiado en la marca y habían comprado el modelo anterior. Algo que prometieron y que de momento, están cumpliendo.

Como es lógico, Microsoft tenía que responder a este movimiento, dado que ahora Sony tenía dos modelos, con diferente hardware, y ambos superiores en potencia a Xbox One. Es por ello que se pusieron manos a la obra y el resultado es Scorpio. Ahora Microsoft tiene dos consolas, con diferente hardware, y un modelo “Premium” superior al de su competencia.

Desde el pasado E3, Microsoft prometió que nadie se iba a quedar atrás, es decir, los modelos de Xbox One no caerán en el olvido.

Ayer conocimos los tecnicismos de Scorpio, algo superiores a PlayStation 4 Pro (dale flow, dale Teraflop) los cuales llegan para dar exactamente lo mismo que el nuevo modelo de Sony, más potencia para mejorar los juegos y sin dejar a un lado a los usuarios de Xbox One. Es lo que prometió Microsoft cuando anunciaron la consola Scorpio en el pasado E3, y parece que de momento están cumpliendo su palabra.

El anuncio de ayer sólo sirvió para confirmar los números de Scorpio, a través del vídeo de Digital Foundry, que eran los que tenían la exclusiva. Un movimiento que se me antoja acertado; mejor confirmar ya su potencia antes del E3 y antes de que los rumores terminen por destapar todo y se elimine la sorpresa. Además, ahora que ya que conocemos mejor Scorpio, pueden dedicar el próximo E3 a presentar nuevos juegos. Que es lo que realmente les hace falta a la marca Xbox, juegos.

Parece que los expertos de Digital Foundry están bastante contentos con la máquina, Microsoft esta vez se ha puesto las pilas y han diseñado una buena consola. O al menos eso parece sobre el papel, habrá que verla a pleno rendimiento. Como curiosidad, decir que tendrá un tamaño similar al modelo Xbox One S, y la fuente de alimentación en su interior. Ahora solo falta confirmar el precio, seguro que en este E3 lo conoceremos.

Lo que está claro es que los usuarios de Xbox One, entre los que me incluyo, seguiremos recibiendo juegos. No tenemos una consola muerta, pese a ser la menos potente de todas (sin contar a Nintendo) y seguiremos recibiendo juegos en los próximos años. Lo unico es que ahora existirá Scorpio, consola que reproducirá los juegos a una mayor calidad y mejor rendimiento.

Algo realmente importante, y que no se ha prestado mucha atención, es que Microsoft ha dicho que es realmente sencillo portar un juego de Xbox One a Scorpio. Para Forza 6 sólo han necesitado un par de días para hacerlo funcionar en la nueva consola, con un rendimiento y calidad gráfica muy mejorado, y utilizando solo el 70% de capacidad de la nueva consola.

Además Scorpio es retrocompatible con Xbox 360 y Xbox One, con mejoras gráficas y de rendimiento, sin recibir parches para ello. Es decir, si compras una Scorpio, podrás jugar a un amplio catálogo de juegos de Xbox 360 y el catálogo completo de Xbox One; todo un acierto.

Este E3 se presta muy interesante, veremos si Microsoft presenta nuevos juegos, como todos estamos pidiendo, y con que contraatacará Sony. Esta generación se está tornando muy interesante. ¿Qué os parece Scorpio? ¿Es lo que esperabáis?

Please follow and like us: