Furia, rabia, tristeza y sentimiento

Me vais a tener que perdonar hoy, ya que lo vais a leer a continuación, poco o nada tiene que ver con el mundo del videojuego y con la temática general de Diario De un Jugonsin acento, porque para eso es mío, aunque sea una falta de ortografía – Además de un blog de videojuegos, es un blog personal de videojuegos y por una vez, creo que me puedo salir de la temática, ya que estoy en un estado de furia, como pocas veces me había visto. Uno lleva ya casi dos años en el paro y conforme pasan los días, me hundo más en la mierda, ya que ni encuentro trabajo de lo que a mi titulación o experiencia concierne, ni ganas tengo de trabajar de otra cosa no relacionada. Además todo viene acompañado de declaraciones o conversaciones, que a uno le hierve la sangre y más viniendo de quien viene.

En estos dos años – y otros tantos antes – me he empapado de miles de cosas, tanto o más que del mundo del videojuego – uno se hace mayor y le importan más cosas – y conforme más me empapo de información o conocimiento, más deseo no haberlo hecho nunca. Uno recibe tal cantidad de información al día, que hasta a veces es difícil procesarla y ello crea tal atasco en el cerebro, que al final termina influyendo en la personalidad, el estado de ánimo y en definitiva, en la forma de comportarte con  o para los demás.

En todo este tiempo he visto que los ricos, son más ricos y los pobres, lo somos aun más – frase hecha, pero que resume perfectamente la situación en la que vivimos – He visto que banqueros se salen con la suya, ocultando perdidas de dinero que alimentarían toda su vida a pueblos que no tienen ni para comer y luego son recompensados con más dinero, para evitar el cierre. He visto que los políticos, muchos de ellos, son personas corruptas, que lo único que les gusta es chupar del bote todo lo que pueden, incluso después de terminar su NO trabajo. He visto como la gente más necesitada se ha echado a la calle, a protestar, seguidas por miles de personas a través de nuestros ordenadores, junto con las redes sociales y a cambio han recibido, indiferencia de los medios, chantaje, maquillado de sus acciones y palos, muchos palos en muchos casos. Se ha hecho una distorsión de la mentalidad de esta gente, de una forma que nada tenía que ver, para que así la panda de millones de “borregos” que tenemos en este país, esos que sacan la bandera de España cuando juega la “Roja” y la esconden, en la mayoría de ocasiones por vergüenza o ideología, cuando ya no hay el circo nacional, EL FUTBOL, tengan algo de lo que hablar. Mientras otros se aprovechan de la situación todo lo que pueden, eso si, sin contar nunca nada de lo que hacen, no vaya aser que no nos guste lo que tienen que contar. Generalizo con este tema, como se generaliza con muchas cosas, aunque luego haya excepciones. Pero ver que millones de personas salen a la calle a celebrar el triunfo de unos tíos que lo único que hacen es dar patadas a un balón, cobrando cantidades de dinero que no vería en mi vida y luego se esconden en sus casa o miran todo con indiferencia, cuando en realidad son necesarios, me produce tristeza y rabia al mismo tiempo.

Con todo esto quiero decir que me avergüenzo de miles de personas, incluidas muchas cercanas a mí, esas que no quieren ver la situación en la que estamos y que se defienden de todo desde su perspectiva de la vida medio resuelta. Nos tratan a los que nos quejamos de todo lo que acontece, como si fuéramos incultos o gente a la que solo le gusta rascarse los cojones, mientras otros que si tienen trabajo pagan nuestros subsidios – yo no cobro ni un céntimo, desde hace casi un año

Me da vergüenza y miedo cada vez que intento ver una noticia, más que nada, porque lo que veo o leo, me parece una distorsión de la realidad, de tal forma, que me recuerda a las mejores novelas que describen imperios o dictaduras, lo malo es que no es una novela, es la realidad en la que vivimos. Los bancos le quitan la casa a miles de familias y mientras reciben ayuda para que no cierren. Se hacen transacciones económicas de tanto dinero, que hasta me cuesta imaginar, sin cobrar un céntimo por ello como comisión, porque así les resulta mejor o así lo han querido. Se rescatan países enteros, que luego financian el rescate de otros países con su dinero. Y lo peor de todo, es que todavía hay gente que defiende estos gobiernos, cosa que me es imposible que me entre en la cabeza, ya que no soy capaz de comprender.

Los gobiernos deciden bajar el sueldo a los funcionarios, pagando los buenos trabajadores, por gente que chupa del bote, mientras se gastan millones de euros, en viajes en primera, móviles y tabletas de última generación, fotos personales de 5.000€ de factura, seguramente realizadas por amigos o familiares que quieren chupar mas del bote, cuadros o pinturas de más de 400.000€ que no sirven para nada y miles de cosas de las cuales a uno le indignan y les causa vergüenza ajena del país en el que vive. Se sigue manteniendo una monarquía, en la que el mandamás se va a cazar elefantes, que no es por desprestigiar al animal, que no es mi intención – me refiero al elefante – pero el coste asciende a más de 70.000€, cuando el país está en la ruina prácticamente.

Y no, no me voy a ir a vivir a otro país, porque NO QUIERO y porque no voy a hacer lo que el gobierno quiere. Quiero vivir donde vivo, es mi decisión, aunque tener casa propia parezca más un sueño o una ilusión, que una realidad, ya que a lo único que aspiro en estos momentos es a vivir con mis padres, ya que a mi bolsillo no llega ni un céntimo de nadie.

Y perdonar a tod@s vosotros, aquell@s que me visitáis a diario, por esta parrafada, pero necesitaba expulsarlo de alguna forma, ya que la gente con la que convivo no le gusta mi forma de pensar o mi forma de expresar la realidad, aunque yo creo que mi realidad, es bastante más acertada que la suya. Tengo 32 años, llevo casi dos años en el paro, aun vivo con mis padres y sobrevivo a base de mis ahorros, que nadie me ha regalado y que ha salido de mi sudor y mi esfuerzo.

P.D: El texto original estaba lleno de palabras mal sonantes, que he decidido suprimir, pero que si están presentes en mi mente. Si alguien se siente identificado con lo que aquí escribo, tiene los comentarios de más abajo para decir lo que le plazca, sea bueno o malo. Aquí hay libertad de expresión y no censura o manipulación de la realidad, como podemos ver en cualquier canal de la Televisión de hoy en día, duela a quien le duela. Y si, todo esto ha salido de mis manos, escrito en caliente, cuando uno escribe con sentimiento y plasmado en DDuJ, porque para eso es mío. Un blog de un Jugon, de toda la vida, al que le importa la vida.

Compartir: