Con el título del artículo estaría todo dicho si juegas a videojuegos hoy en día – al menos en mi opión – pero para que la cosa no se quede en un simple titulo, voy a extenderme un poco y a escribiros sobre estas dos preguntas, las cuales, seguro que nos hacemos muchos a la hora de jugar a las novedades que van saliendo al mercado y que yo me hago en más ocasiones de las que desearía.

Hace un tiempo ya

La pasada generación tuvo su salto tecnológico en el apartado gráfico, con respecto a las de la anterior generación,pero no por ello perdieron esa diversión que te transmite un videojuego, que hace que el tiempo pase sin darte cuenta o al menos yo no la sentia perdida cuando jugaba con mi Game Cube, Ps2, Xbox o Pc – con una grafica y procesador inferior al de ahora – Teníamos el salto tecnológico, pero no perdimos la jugabilidad y con ello la diversión. Muchos fueron los juegos que me hicieron pasar un buen rato y evadirme de las cosas cotidianas. Pero hoy en día, es algo que no me ocurre o me ocurre menos de lo que desearía y no encuentro esa diversión que me haga continuar jugando o me haga olvidarme del tiempo que paso jugando.

Cuando llegaron las consolas de la actual generación, todos esperábamos ese salto grafico, que todo jugon espera de una nueva y potente consola – lo mismo con los ordenadores – El salto grafico lo tuvimos: aumentaron los detalles en las texturas, la cantidad de polígonos a mostrar, tenemos el bump mapping, el antialiasing, el filtrado de texturas, el aumento de resolución y mil virguerías tecnológicas que muestran las consolas de hoy en día y que prefiero no seguir nombrando. Los primeros juegos no mostraban un apartado grafico imponente, pero ya se hacía notar el cambio generacional y lo que nos ibamos a encontrar en el futuro hoy el presente.

Este juego es increiblemente detallado en el apartado gráfico, pero es monótono a rabiar

En la actualidad

Hoy en día nada tiene que ver los últimos juegos que han salido a la venta, con los primeros que se lanzaron en las consolas o en los PC hace años – aunque en este caso, hoy en día se ha superado a las consolas – El tiempo que llevan estas en el mercado, ha hecho que los desarrolladores expriman mejor el hardware de las consolas – unos mejores que otros – y con ellos hayamos conseguido apartados técnicos sobresalientes. Pero… ¿Y la diversión? ¿Dónde está?

Ni que decir tiene que a mí los shooter, que ocupan casi la totalidad del mercado, no me gustan nada. Me parecen aburridísimos, los veo todos iguales y cada día se parecen un poco más. Además de la mayoría consistir en pasillos, maquillados con escenarios imponentes, pero que solo son pasillos. Además los enemigos cada día son más estupidos, tienen una inteligencia peor trabajada y da la sensación de que salen directamente con una diana en el culo. Sin duda este puede ser uno de los casos en los que se ha perdido la diversión, pero hay muchos más y necesitaría mucho texto para contar todos los casos y todos los géneros.

No hay mejor forma de representar los FPS de hoy en día, que esta imagen

A la hora de ponerme delante de un videojuego, lo primero que recibo es el apartado grafico. Hay juegos que los pones y piensas: “joder, que horror” y con otros que te quedas embobado delante de la pantalla, frotandote los ojos, porque no puedes creer lo que estás viendo. Pero más de una vez, ocurriéndome lo segundo – cuando me quedo embobado – al cabo de cierto tiempo jugando, he pensado: “¿Esto es todo?, me aburro, esto es muy monótono” y muchas veces cuando estoy en el primer caso – en los gráficos que te duelen los ojos – he pensado: “Joder, que mal se ve, pero ostia, me lo estoy pasando genial”

Así que ya me diréis, un apartado grafico imponente es igual a aburrimiento y uno más feo es igual a diversión. No ocurre siempre, pero muchas veces es así. Tiene su sentido, si parte del desarrollo lo dedicas al apartado técnico, hace que el jugable se resienta, véase: Final Fantasy XIII – si, lo confieso, el juego me gusta, pero se me hace monótono y tengo que dejarlo durante un tiempo – y L.A. Noire, los dos son un portento grafico, están genialmente detallados, pero a la larga, se hacen muy monótonos y aburridos. Por otro lado, juegos que no han tenido tanto trabajo durante el desarrollo en el apartado técnico, luego resultan ser muy divertidos y jugables, véase: Deadly Premonition – tengo que hablaros de este juegazo – que puede tener un apartado gráfico correcto tirando a algo desfasado – aunque tiene mucho que ver que sea un desarrollo que ha pasado de una generación a otra durante su desarrollo – pero el juego es divertidisimo, tiene una historia muy cuidada y siempre te invita a jugar.

Si no habéis jugado a este juego, deberíais hacerlo

La verdad es que me cuesta más pensar en que juegos con un apartado gratico discreto y jugables, son divertidos, que en los de un apartado técnico brillante y monótonos. Rápidamente me sale una lista de juegos para el segundo caso. Así que me vuelvo a preguntar ¿Dónde está la diversión?

Ni que decir tiene que esto no se puede aplicar a todos los juegos, porque siempre hay excepciones en todos los casos y tenemos juegos que son soberbios en todos sus apartados y otros que son un despropósito en todos sus apartados. Pero la verdad es que da que pensar… ¿Y vosotros, os ocurre lo mismo?

Please follow and like us: